Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 03 de mayo de 2011   |  Número 9
Acceda a nuestra hemeroteca
TRIBUNALES
RESOLUCIÓN FIRME CONTRA LA QUE NO CABE RECURSO
Abonan 25.000 euros por silencio administrativo como compensación por sábados trabajados
El fallo entiende su derecho a percibir el 150 por ciento de las jornadas realizadas entre 1997 y 2005

Ricardo Martínez Platel
La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha confirmado la sentencia que condenada a Osakidetza a pagar a un médico más de 25.000 euros por silencio administrativo.

Sede de Osakidetza.

El facultativo acudió al juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Bilbao para reclamar el dinero que consideraba que le pertenecía como compensación a los sábados trabajados durante ocho años. Dicho juzgado estimó el recurso del médico contra la inactividad del Servicio Vasco de Salud, al no ejecutar el acto administrativo correspondiente al pago de la cantidad demandada.

Osakidetza recurrió el fallo, al considerar que sí había contestado las peticiones del médico, pero una nueva sentencia condena a la Administración por silencio administrativo, en solicitud de la compensación por los trabajos realizados los sábados y se entiende su derecho a que reciba el 150 por ciento de la jornada diaria correspondiente por los días trabajados en el Hospital de Galdakano, entre 1997 y 2005, que suponen 25.368,41 euros.

La sentencia refleja que los escritos de Osakidetza no son exactamente resoluciones expresas desestimatorias de las reclamaciones de abono de la cantidad. En ninguna de esos documentos se hace referencia a la reclamación ya que son meras comunicaciones internas del director médico y del director gerente del hospital.

Así, no consta que hayan las reclamaciones del médico hayan sido notificadas por lo que difícilmente pudo deducir la impugnación. El fallo recuerda que los actos obtenidos por silencio administrativo tienen los mismos efectos que los obtenidos de forma expresa. De este modo, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco desestima el recurso y confirma la sentencia, por lo que la resolución es firme y no cabe recurso.

 


 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com