Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 11 de julio de 2011   |  Número 14
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
Sentencia de la Sección 9ª de la Audiencia Provincial de Alicante, DE 17 de Junio de 2011
Absolución por el correcto seguimiento postquirúrgico de una hernia inguinal

La Audiencia Provincial de Alicante ha confirmado la Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia que absolvía a un facultativo de la demanda interpuesta por un paciente por supuesta responsabilidad profesional en el seguimiento y control postoperatorio de una intervención quirúrgica a la que fue sometido para solucionar su hernia inguinal.

El paciente fue derivado a la clínica para someterse a una intervención quirúrgica que transcurrió sin incidencia alguna tras ser diagnosticado de una hernia inguinal en su Mutua. Una vez recibido el alta médica, el paciente acudió de nuevo a la clínica por dolor y molestias en la zona quirúrgica, diagnosticándole una cicatrización dolorosa, siendo reintervenido a fin de revisar y limpiar la fibrosis postcicatricial.

De la prueba practicada en el procedimiento quedó acreditada la adecuación de la práctica médica utilizada por el facultativo respecto con la lex artis sanitaria exigida, teniendo en cuenta especialmente las conclusiones del Informe pericial Judicial que determinó que la intervención fue correcta y su posterior control y seguimiento fue acorde a la normo praxis.

A la luz de la prueba practicada, el Juzgado ha considerado que la actuación del médico no adoleció en ningún momento de falta de diligencia en el cuidado del paciente, recordándonos de nuevo la profusa jurisprudencia existente respecto de la obligación que asume el facultativo frente al paciente, configurándose ésta como una obligación de medios y no de resultados, debiendo prestar el médico los servicios necesarios y la actividad precisa dirigida a la curación del paciente.

Por todo lo anterior la Sala ha confirmado la fundamentación seguida en Primera Instancia sobre la doctrina de obligación de medios y no de resultado, distinguiendo entre la medicina curativa o necesaria de la satisfactiva, y asimismo ha considerado que el demandante no ha acreditado la relación causal entre el acto médico y las supuestas lesiones que padece, siendo obligación de éste demostrar la culpabilidad y responsabilidad del facultativo.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com