Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 04 de abril de 2011   |  Número 7
Acceda a nuestra hemeroteca
ACTUALIDAD
Enrique Villanueva Cañadas, miembro de la Comisión de Deontología de la OMC
“Al médico le han bajado del pedestal a base de golpes y querellas”
Asegura que los facultativos se han convertido en “un dispensador de servicios que ha perdido el prestigio social”

Ricardo Martínez Platel. Toledo
Enrique Villanueva Cañadas, miembro de la Comisión Central de Deontología y Derecho Sanitario de la Organización Médica Colegial, ha asegurado, en una jornada sobre prevención de las agresiones a los facultativos celebrada en Toledo, que “una sociedad que agrede a quien le cuida, está enferma”.

Enrique Villanueva Cañadas.

El experto cree que la relación entre el médico y el paciente ha sufrido un deterioro evidente, ya que antes el doctor “no sólo curaba sino que se implicaba en los verdaderos problemas que tenían las personas”. A su juicio, la medicina jerarquizada de la actualidad “es técnicamente mejor”, aunque se han convertido “en dispensadores de servicios que degradan sus funciones”. Villanueva ha subrayado que la medicina goza del respeto y el prestigio como ciencia, pero “el profesional ha pasado de la admiración a la sospecha”.

Villanueva ha recordado con pesar cuando un sindicalista le aseguró que “a los médicos les han bajado del pedestal a base de golpes y querellas”, aunque ha reconocido que es cierto. Además, ha invitado a realizar una reflexión sobre que el tiempo medio de una consulta sea de tres minutos. La cita electoral del próximo 22 de mayo también ha estado presente en el Colegio de Médicos de Toledo, ya que el profesor de la Universidad de Granada ha destacado que dentro de los compromisos electorales, “prometen lo que les interesa, pero luego la realidad es otra bien distinta y es el facultativo el que tiene que dar la cara, lo que genera querellas contra los galenos” o los ataques físicos y verbales que padecen.

Por último ha alertado de lo perjudicial que puede resultar “ejercer una medicina defensiva” que se traduce precisamente en actuaciones del médico para protegerse de denuncias y agresiones y que pueden influir en su toma de decisiones. Por ello, ha hecho especial hincapié en que se trata de un “círculo vicioso perverso” del que para salir también “es necesario acabar con las situaciones de hostilidad en las que trabajan muchos médicos”.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com