Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 18 de abril de 2011   |  Número 8
Acceda a nuestra hemeroteca
EN PORTADA
LAS EXPECTATIVAS GENERAN INSATISFACCIÓN EN LOS PACIENTES
Aunque las denuncias por responsabilidad médica en el ámbito penal aumentan, no hay más condenas
Elena Cortina Blanco, magistrada del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Majadahonda, achaca el incremento a la modificación de la relación médico-paciente

Ricardo Martínez Platel / Imagen: Miguel Ángel Escobar. Madrid
La voluntad de curar es inherente a la ciencia médica, lo que hace que sean prácticamente impensables que haya lesiones u homicidios causados a título de dolo, es decir, de manera intencional. Por eso, la responsabilidad médica se mueve en delitos de homicidios y lesiones imprudentes y en última instancia en delitos de omisión del deber de socorro, en la modalidad de negación de asistencia.

Elena Cortina considera que los pacientes recurren a la vía penal porque creen que es más económica.

Elena Cortina Blanco, magistrada del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Majadahonda, ha señalado durante su ponencia “El médico de familia como imputado en un proceso penal”, organizado por Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y comunitaria (Somamfyc), que aunque las denuncias por responsabilidad médica en el ámbito penal aumentan, las condenas no sufren tal incremento.

La razón por la que cada vez son más las denuncias en este apartado es que se ha modificado, en los últimos años, la relación médico-paciente, ya que donde antes había confianza, ahora hay una relación de tipo jurídico-contractual, lo que provoca que los ciudadanos ante una situación de insatisfacción reclamen al facultativo.

La magistrada ha indicado que resulta curioso presenciar como en las declaraciones que los denunciantes prestan en los juzgados no se centran tanto en el error, sino en el trato recibido o en que no le explicaran suficientemente las cosas. Elena Cortina ha recomendado a los médicos que “cuiden la relación con sus pacientes, porque les puede evitar muchos problemas porque en el caso de que formulen una reclamación porque se sienten perjudicados, hará que se inclinen por la vía administrativa en lugar de formular una querella en el ámbito penal”.

Además, existe una una causa que deriva del propio sistema de la Administración que ha incrementado el número de demandas. El motivo es que la justicia penal es más intimidatoria y el ciudadano cree que va a conseguir más. También interviene el Ministerio Fiscal lo que propicia que, en ocasiones y es poco frecuente, el demandante no necesite abogado y procurador lo que la convertiría en una justicia más barata. Sin embargo, tiene como inconveniente que se puede perder tiempo con la misma y que si el médico al final resulta absuelto, será necesario que acuda a otra jurisdicción, que será administrativa o civil y eso le supondrá dilatar la posible indemnización que pudiera corresponderle.
 

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com