Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 21 de marzo de 2011   |  Número 6
Acceda a nuestra hemeroteca
TRIBUNALES
solicitaban 7,5 millones de euros
El Supremo desestima indemnizar a Montes por daños y perjuicios por el “caso Severo Ochoa”
La Sala de lo Contencioso-Administrativo ha desestimado el recurso interpuesto contra la sentencia de 27 de mayo de 2009 dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid

Redacción. Madrid
El Tribunal Supremo ha desestimado la solicitud de indemnización reclamada por Luis Montes, ex coordinador de Urgencias del Hospital Severo Ocho de Leganés y otros 39 médicos de su equipo por daños y perjuicios por el relevo en su puesto de trabajo al poner en cuestión las prácticas de sedación practicadas en el servicio de Urgencias de dicho centro hospitalario.

Luis Montes.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo ha rechazado el recurso interpuesto contra la sentencia de 27 de mayo de 2009 dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que solicitó la reclamación patrimonial. Montes y su equipo reclamaban 7,5 millones de euros como indemnización de daños y perjuicios por las consecuencias derivadas del “caso Severo Ochoa” en el que se investigaron supuestas sedaciones irregulares practicadas en el servicio de Urgencias.

En la sentencia, el alto tribunal respalda la decisión del TSJM de denegar la reclamación patrimonial. El fallo recuerda que TSJM calificó de "importantes tales irregularidades desde el punto de vista administrativo, con independencia y al margen de que la causa penal seguida en el Juzgado de Leganés concluyera con un sobreseimiento provisional por falta de prueba bastante para acreditar que los fallecimientos fueron consecuencia directa de la sedación".

Los recurrentes solicitaban que se indemnizara con 300.500,05 euros a Luis Montes, con 150.253,03 para cada uno de los 40 médicos y con 1.202.024,21 euros para la Asociación para la Defensa del Hospital Severo Ochoa.

De este modo, recalcan que "el ámbito penal, además de más limitado, es independiente del ámbito administrativo y que evidencian la corrección investigadora de la Consejería y la transparencia informativa que le era exigible".

En el recurso de casación se exponía al Supremo que la Consejería de Sanidad, dirigida entonces por Manuel Lamela, " fomentó intencionadamente o de forma imprudente, en primer lugar, que llegara a la opinión pública el contenido de unas denuncias anónimas sobre supuestas sedaciones excesivas. En segundo lugar, no impidió, que llegaran a la opinión pública las actuaciones y decisiones que desde la Consejería se adoptaron, otorgando, de esta manera, fiabilidad y credibilidad al contenido de tales denuncias".

El recurso agregaba que "esa actitud de la Consejería de Sanidad y Consumo de la Comunidad de Madrid produjo, no sólo una sensación de enorme miedo, desconfianza y alarma social en los ciudadanos, sino también un daño en la dignidad, honor y buen nombre del Doctor Luis Montes, de los médicos y demás personal sanitario".

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com