Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 23 de enero de 2012   |  Número 25
Acceda a nuestra hemeroteca
LEGISLACIÓN
El país asiático es uno de los destinos estrella del turismo de células madre
China quiere regular los tratamientos con células madre
10.000 extranjeros acuden cada año a los 100 centros que ofrecen la terapia

Redacción.
La máxima autoridad sanitaria de China ha anunciado que regulará de manera estricta los tratamientos con células madre, que atraen a las clínicas del país a miles de ciudadanos extranjeros cada año. El objetivo es garantizar la seguridad del paciente y el correcto desarrollo de esta tecnología, según ha informado el periódico 'China Daily'.

Un portavoz del Ministerio de Sanidad ha anunciado la puesta en marcha de un periodo de revisión de un año durante el cual se examinarán las prácticas de los especialistas que llevan a cabo estas terapias para acabar con las irregularidades que puedan darse. Finalizado este plazo, "toda la investigación y las prácticas clínicas con células madre que no hayan sido aprobadas por el Ministerio y la agencia que regula los médicamentos serán suspendidas", en palabras de Deng Haihua al diario chino.

La medida supone la paralización de la concesión de nuevas autorizaciones para llevar a cabo ensayos o terapias con células madre hasta el próximo 1 de julio. Las inspecciones en los centros que los realizan empezarán próximamente. Hoy en día, China no cuenta con una normativa específica para las células madre, cuyas aplicaciones y las investigaciones que se realizan con ellas se regulan del mismo modo que el resto de las prácticas médicas. En 2007, el Gobierno chino introdujo un guía ética para el manejo de las células madre embrionarias humanas, que prohiben explícitamente la clonación y acotan su procedencia.

China es uno de los destinos estrella del llamado turismo de células madre, que se aprovecha en muchos casos de la desesperación de los pacientes, dispuestos a recurrir a cualquier tratamiento a pesar de que su eficacia y seguridad no se haya demostrado. Los análisis del sector indican que el país asiático alberga unos 100 centros que practican estas terapias a los que cada año acuden unos 10.000 pacientes extranjeros.

Esta situación, denunciada en numerosas ocasiones por la Sociedad Internacional de Investigación con Células Madre (ISSCR), crece al abrigo de políticas grises o inexistentes, aunque también se han detectado casos de fraude en países con leyes explícitas. Deng explicó en una conferencia de prensa ofrecida a principios de semana que debido a las dudas en torno a la ética, la eficacia y la falta de leyes y regulación, las autoridades sanitarias chinas nunca aprobaron el uso clínico de las terapias en el país. Sin embargo, Yang Jian, directos de la Plataforma de Turismo Médicos de Shanghai ha reconocido a  China Daily que la demanda y la práctica de estos tratamientos existe desde hace mucho tiempo y aumentan rápidamente.

Las células madre se utilizan en el país asiático para tratar, fundamentalmente, las lesiones medulares, la diabetes, la parálisis cerebral, el daño cerebral y el ictus. Sin embargo, ninguna de estas aplicaciones se ha aprobado en EEUU o en Europa, donde estas células sólo se utilizan para el tratamiento de la leucemia y, de forma experimental, en otras patologías como el infarto.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com