Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 05 de noviembre de 2012   |  Número 35
Acceda a nuestra hemeroteca
TRIBUNALES
INDEMNIZACIÓN DE 120.000 EUROS
Condena a la Administración porque cuando se produjo un contagio de hepatitis C existían pruebas para evitarlo
A finales de 1989 ya se comercializaban los marcadores necesarios para detectar su presencia en la sangre

Ricardo Martínez Platel. Madrid
La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha condenado al Sermas por el contagio del virus de la hepatitis C a un paciente en una trasfusión sanguínea, que se le practicó en diciembre de 1989. En esa fecha la Administración ya conocía que el virus podía contagiarse por vía transfusional y ya se comercializaban los marcadores necesarios para detectar su presencia en la sangre.

Aunque dichos marcadores fueron obligatorios a partir de la vigencia de la Orden Ministerial de 3 de octubre de 1990, ello no impide que la Administración debiera utilizarlos en el momento en el que ya se comercializaba a finales de 1989 para evitar riesgos a los pacientes. Por ello, se está ante un daño antijurídico que el paciente no tenía la obligación de soportar como riesgo derivado de su tratamiento terapéutico.

La sentencia recurrida, llega a la conclusión contraria (existencia de responsabilidad patrimonial) que la de contraste en un supuesto semejante (contagio del virus de la hepatitis C a finales de los años 80), pero porque parte de hechos probados distintos.  La diferencia de fechas no puede justificar un pronunciamiento de inadmisibilidad, porque no hay tal diferencia. En el caso resuelto por la sentencia de contraste se realizaron transfusiones entre 1986 y marzo de 1990. Esa coincidencia temporal no implica que no sea certera la crítica efectuada por la parte recurrida.

De esta forma, el alto tribunal corrobora la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y condena a la Administración a abonar al paciente la cantidad de 120.000 euros en concepto de indemnización por haberle contagiado el virus de la hepatitis C.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com