Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 30 de abril de 2012   |  Número 32
Acceda a nuestra hemeroteca
TRIBUNALES
INDEMNIZACIÓN DE 380.000 EUROS
Condena por dar de alta a un paciente de manera prematura
Hubo una inadecuada elección de diferentes tratamientos

Ricardo Martínez Platel. Madrid
La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha desestimado un recurso de casación de la Comunidad de Madrid contra una sentencia del TSJ madrileño, que entendía que hubo infracción de la lex artis ad hoc al dar de alta a un paciente de manera prematura y por la inadecuada elección de diferentes tratamientos, omitiendo el que hubiera sido el adecuado.

El fallo de instancia señala que estas dos circunstancias son decisivas a la hora de apreciar esta infracción. El alta indebida del hombre motivó el retraso en la corrección del conducto biliar, lo que hubo de tener incidencia, aunque indeterminada, en el tratamiento posterior y en la evolución de la patología. La segunda reside en la omisión de la aplicación de la técnica, después utilizada en la sanidad privada y que supuso la mejoría, si no curación, de la dolencia.

Según el informe de inspección, el hospital que atendió al paciente disponía de los medios suficientes para haber facilitado dicho tratamiento, lo que “hubiera impedido el recurso a la medicina privada y la dilación en la mejora de la lesión y sus consecuencias. En este caso confluyen los requisitos para que surja la responsabilidad patrimonial de la Administración, ya que existe un daño materializado en la lesión y posterior sección de la conducción biliar, con los diversos efectos en la salud del paciente que ha exigido su sometimiento a múltiples tratamientos.

Además, hubo un agravamiento del riesgo propio de la primera de las cirugías sólo imputable al centro sanitario y una indebida valoración del paciente cuando fue dado de alta. Ante estos hechos, el Tribunal Supremo corrobora la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y condena a la Administración a indemnizar al paciente con 380.000 euros

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com