Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 22 de febrero de 2011   |  Número 4
Acceda a nuestra hemeroteca
VEREDICTO FAVORABLE
El Colegio Oficial de Médicos de Baleares se personó en la causa
Condenada por injurias una paciente que insultó a su médico de cabecera
El Juzgado de Instrucción número 3 de Mahón considera que los hechos constituyen un desprecio y una vejación hacia la denunciante

Redacción. Menorca
El Juzgado de Instrucción número 3 de Mahón ha condenado una mujer por una falta de injurias, al considerar que los insultos que dirigió a su médico de cabecera, especialista en Medicina Familiar del Centro de salud Virgen del Toro de Mahón (Menorca), constituyen un desprecio y una vejación hacia la denunciante. Los hechos se remontan al 2 de septiembre de 2010, tras salir de la consulta de la doctora comenzó a insultarla a gritos delante del personal del centro y de otros pacientes, cuando se encontraba en el área de admisión.

Antoni Bennasar, presidente del COMIB.

Según la sentencia, “el exceso verbal realizado por la denunciada supone un desprecio y una vejación hacia la denunciante”, por ello el fallo condena por una falta de injurias, tipificada en el artículo 620.2 del Código Penal, a la pena de diez días de multa a razón de 6 euros diarios (60 euros en total) y al pago de las costas procesales.

El Colegio Oficial de Médicos de Baleares (COMIB) se personó en la causa como acusación particular, y la doctora denunciante ha sido defendida por los servicios jurídicos de la institución colegial.

En este sentido, el COMIB ha señalado públicamente que la agresión a un profesional de la medicina “rompe la confianza necesaria para garantizar una asistencia sanitaria adecuada”, por lo que “se congratula por esta sentencia, ya que los insultos también suponen una agresión en el ámbito de la práctica profesional”, por lo que su personación en esta causa “es una muestra de la actitud de tolerancia cero contras las agresiones a los médicos que mantiene la institución colegial”.

El organismo colegial ha puesto en marcha un observatorio de agresiones, que recoge y hace seguimiento de los casos de agresión a profesionales que se produzcan y desde el que se ofrece asesoría jurídica inmediata a todos los médicos de Baleares. El COMIB se personará como acusación particular en todas las denuncias relacionadas con agresiones, psíquicas o físicas, a los profesionales en el ámbito laboral.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com