Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 19 de diciembre de 2011   |  Número 23
Acceda a nuestra hemeroteca
ACTUALIDAD
INFORME DE MINDMETRE PROMOVIDO POR BECTON DICKINSON
El 78 por ciento de los pacientes demandaría al hospital si se contagiasen de una infección
Y 8 de cada 10 piden que médicos y enfermeras se sometan a cribados habituales para detectarlas

Redacción. Madrid
España tiene una de las tasas de infección por SARM (Staphylococcus Aureus Resistente a Meticilina) más altas de Europa, y dicha tasa no está descendiendo significativamente. Esta realidad, asociada al coste derivado de dicha patología, que tampoco desciende, ha motivado la investigación de la empresa MindMetre con el apoyo de Becton Dickinson (BD). Entre las conclusiones, destaca que la mayoría de encuestados (55 por ciento) están preocupados por la posibilidad de contagiarse de una infección nosocomial durante un ingreso hospitalario. Como transmisor de información sobre este riesgo, los participantes ven al médico de cabecera como el canal ideal, y 8 de cada 10 instan a los profesionales sanitarios (médicos y enfermeras) a someterse a un cribado "habitual" para detectar dichas infecciones.

Litigio seguro

Los resultados del informe sobre las actitudes españolas ante las infecciones nosocomiales revelan una preocupación mayor, considerable y posiblemente creciente, por las instituciones sanitarias. Algo más de tres cuartos de los encuestados (78 por ciento) dicen que demandarían al hospital por daños y perjuicios si se contagiasen de una infección.

Tal y como revela el informe de MindMetre Research, el coste derivado de las infecciones hospitalarias es "una constante que se mantiene cada año en nuestro país", y que supone "una enorme e innecesaria" carga para el sistema de salud. Esta carga se puede reducir sustancialmente, tanto en términos de resultados de salud como en términos de costes, mediante la inversión en medidas preventivas. Frente a la doble amenaza financiera de los costes de tratamiento y el aumento de la posibilidad de litigios por parte de los pacientes, los autores del informe elaborado por MindMetre Research confían en que la política de prevención "aumente en los próximos años".

José Luis Gómez, director general para España y Portugal de la compañía de tecnología médica Becton Dickinson, afirma que esta investigación "arroja luz sobre la necesidad de reducir las tasas de infecciones intrahospitalarias en España, y conducirlas al tipo de trayectoria descendente que se ha producido en otros países". Según Gómez, "existen suficientes pruebas de que las políticas integrales de prevención, incluyendo un control riguroso de la higiene y programas de detección activa de SARM, pueden lograr este objetivo, al mismo tiempo que suponen un ahorro neto en los costos de tratamiento de las infecciones por SARM". Por otro lado, Carlos Fernández Herreruela, director médico de la consultoría de riesgos y gestión de seguros Aon Risk Solutions, añade que “durante los últimos 15 años, las infecciones nosocomiales han supuesto la quinta causa de reclamación tanto en frecuencia como en intensidad económica. Si hiciéramos una media de las cuantías que se han reservado para estos eventos adversos estaríamos hablando de dos millones de euros cada año en previsión del pago de condenas por esta causa”.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com