Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 11 de julio de 2011   |  Número 14
Acceda a nuestra hemeroteca
TRIBUNALES
COMO YA OCURRIERA CON LA NORMA DE CASTILLA-LA MANCHA
El Consitucional reitera que la prohibición de abrir una oficina de farmacia por tener más de 65 años es inconstitucional
Invalida el artículo 19.5 de la Ley del Parlamento de Galicia 5/1999, de 21 de mayo, de ordenación farmacéutica.

Ricardo Martínez Platel. Madrid
El Boletín Oficial del Estado ha publicado una sentencia en la que el Tribunal Constitucional ha declarado inconstitucional el inciso “en ningún caso pueden solicitar la adjudicación de una oficina de farmacia los farmacéuticos que hayan cumplido más de 65 años al inicio del procedimiento” del artículo 19.5 de la Ley del Parlamento de Galicia 5/1999, de 21 de mayo, de ordenación farmacéutica.

Tribunal Constitucional.

Según el fallo, el precepto cuestionado introduciría una discriminación por razón de edad en el acceso a los concursos para la autorización de nuevas oficinas de farmacia que no puede considerarse justificada a la vista de las razones plateadas por la Administración autonómica, que apelaba a las limitaciones de capacidad y aptitud de los mayores de 65 años y de las exigencias de planificación y organización.

Hace pocas semanas el mismo tribunal declaraba inconstitucional del artículo 22.6 de la Ley 4/1996, de 26 de diciembre, de ordenación del servicio farmacéutico en Castilla-La Mancha por las mismas razones. Dicho artículo establecía que “en ningún caso pueden participar en el procedimiento de instalación de una nueva oficina de farmacia los farmacéuticos que tengan instalada otra en el mismo núcleo de población en el que se solicita la nueva instalación o que se tengan más de 65 años al principio del procedimiento”.

En la última sentencia el TC señala que no resulta admisible justificar la prohibición contenida en la norma cuestionada en que a los 65 años se produzca una merma de aptitud y capacidad necesarias para desempeñar la asistencia farmacéutica. Así como que tampoco puede admitirse que la prohibición impuesta constituya una medida justificada en las exigencias de planificación y organización del servicio, que se verían dificultadas si fuera posible el otorgamiento de autorizaciones a quienes, por razones de edad, no podrían mantenerlas más de cinco años .

El fallo explica que, en definitiva, no resulta conforme a las exigencias del artículo 14 de la Constitución Española, que se impida con carácter general a los mayores de 65 años la opción de concurrir a la obtención de una autorización por razón de la edad.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com