Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 03 de diciembre de 2012   |  Número 37
Acceda a nuestra hemeroteca
ÉTICA Y DEONTOLOGÍA
III CONVENCIÓN DE LA PROFESIÓN MÉDICA
El deber de informar debe prevalecer sobre la objeción de conciencia
El Código Deontológico lo recoge en sus artículos 55.1 y 55.2

Ricardo Martínez Platel / Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
La objeción de conciencia es algo inherente e irrenunciable para el facultativo, pero no debe convertirse en un arma con la que desafiar al Derecho, según han explicado un grupo de expertos durante una mesa dedicada a este tema en la III Convención de la Profesión Médica.

De izquierda a derecha: Miguel Morgado, presidente COM Cádiz; Juan José Aliende, presidente COM Burgos; Mª Inmaculada Martínez, presidenta COM La Rioja; Emilio García, presidente COM Jaén; Enrique Villanueva, exmiembro de la Comisión Deontológica de la OMC; Joan Monés, vocal de la Comisión Deontológica de la OMC; y Jacinto Bátiz, secretario de la Comisión Deontológica de la OMC.

La naturaleza jurídico-constitucional de la objeción de conciencia sanitaria es la de un derecho fundamental, que forma parte del contenido esencial de las libertades del artículo 16 de la Constitución, que en ocasiones provoca que surja un conflicto entre el deber moral del médico y el derecho del usuario, aunque Joan Monés, vocal de la Comisión Central de Deontología de la OMC, entiende que el objetor no pretende cambiar la norma, sino simplemente que se le exima de su cumplimiento.

El capítulo del Código Deontológico referido a la objeción de conciencia ha sido uno de los más polémicos, porque sus artículos 55.1 y 55.2, referidos al deber del médico de informar a la paciente que desee abortar, fueron impugnados por vía judicial por considerar que vulneraban el derecho de conciencia del médico. A este respecto, el Tribunal de Justicia de Madrid ha denegado las medidas cautelares solicitadas contra la suspensión de los citados artículos. Sobre ello, Monés ha manifestado que las críticas son positivas porque demuestran la viveza del documento. Sobre este asunto, el presidente del Colegio de Médicos de Burgos Juan José Aliende también se ha mostrado partidario de que prevalezca siempre la información al paciente, aunque ha pedido una aclaración a los tribunales para que las distintas sentencias no sean  contradictorias.

Por otro lado, Enrique Villanueva, exmiembro de la Comisión Deontológica de la OMC, no considera que sea necesaria una norma específica que regule la objeción de conciencia, "porque desde el punto de vista subjetivo es imposible", algo en lo que coincide Aliende, que prefiere estudiar caso por caso, para "no encorsetar la objeción en una norma", respondiendo ambos a la pregunta formulada por Mª Inmaculada Martínez, presidenta del colegio de La Rioja.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com