Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 27 de junio de 2011   |  Número 13
Acceda a nuestra hemeroteca
ÉTICA Y DEONTOLOGÍA
Presentación de la guía “Ética de la planificación de la asistencia médica”
“El objetivo de la ética es promover la calidad a través de la gestión de los conflictos de valores”
Diego Gracia ha señalado que “lo que se pretende es promover la prudencia y la responsabilidad en la toma de decisiones”

Redacción / Ricardo Martínez Platel. Imagen: Diego S. Villasante
La Fundación de Ciencias de la Salud y la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial (FFOMC) han editado su quinta Guía de Ética en la Práctica Médica, que trata en esta ocasión de la “Planificación anticipada de la asistencia médica”. La intención es “identificar los conflictos de valores que se dan en ese ámbito y el modo de resolverlos, buscando las soluciones más razonables y prudentes”, ha explicado el profesor Diego Gracia, presidente de la Fundación de Ciencias de la Salud, durante su intervención en el seminario-debate celebrado en la sede de la OMC.

Rodríguez Sendín y Diego Gracia, durante la presentación.

Gracia ha comentado que se trata de una herramienta para el manejo de los conflictos morales, que se traducen en conflictos de valores. Este texto ofrece las posibilidades teóricas para poder afrontar estas situaciones y ha expresado que “sólo lo mejor es bueno”. “El objetivo de la ética es promover la calidad a través de la gestión de los conflictos de valores” y lo que se pretende es “promover la prudencia y la responsabilidad en la toma de decisiones”.

La guía parte del análisis de casos paradigmáticos, cada uno de ellos con una solución concreta, y el método propuesto es el de la deliberación, tan antiguo como la propia ética. El objetivo es la toma de decisiones prudentes o razonables. “No se trata de que todo el mundo adopte la misma decisión ante un caso concreto, sino que todos lleguen a decisiones prudentes”, ha reflexionado Gracia. En este contexto, “la planificación anticipada de la atención es una consecuencia lógica del nuevo estilo de relación clínica y, antes que todo esto, se trata de una cuestión ética”. Consiste en que los profesionales sanitarios prevean las situaciones futuras y tomen decisiones sobre cómo proceder ante sucesos que puedan acaecer. Sin embargo, “en medicina ha sido más frecuente la improvisación que la planificación”.

El consentimiento informado es el primer paso en la planificación de la asistencia. “Sería un proceso
comunicativo entre los profesionales clínicos y el paciente para que éste, capaz y debidamente informado, pueda decidir de forma libre y voluntaria sobre una actuación referida a su cuerpo o su salud”, explica el experto. “Hoy es evidente que las decisiones en general, y las médicas en particular, no pueden tomarse sólo con hechos, sino que han de incluir valores, lo cual obliga a la exploración de este aspecto por parte de los profesionales sanitarios, que es una gran asignatura pendiente de la medicina”. Por otro lado, la historia de valores es un documento en el que el paciente pretende expresar y dejar constancia de sus preferencias y valores en materia de salud, proporcionando información a los profesionales sanitarios, sus familiares u otras personas que deban tomar decisiones sobre su vida y salud cuando él ya no sea capaz de tomarlas.

Por su parte, Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la OMC, ha asegurado que el problema de este tipo de situaciones es “el miedo originado por la ignorancia” y ha incidido en que esta guía “orienta el proceso de toma de decisiones, eliminando posibles conflictos y disminuyendo la incertidumbre y ansiedad de aquellos que asumen esa tarea” y ha recordado que “es recomendable revisarla y actualizarla periódicamente” porque para garantizar su conocimiento y su aplicabilidad, “conviene incorporar este documento a los de voluntades anticipadas y a la historia clínica”.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com