Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 21 de marzo de 2011   |  Número 6
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
DE FECHA 14 octubre DE 2010
El primer requisito para apreciar existencia de responsabilidad profesional es una acción u omisión culposa
Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid núm. 451/2010 (Sección 18)

La Sección 18 de la Audiencia Provincial de Madrid ha revocado la resolución del Juzgado de 1ª Instancia nº 2 de Collado Villalba, por la que desestimaba la reclamación de cantidad interpuesta contra un traumatólogo por los daños ocasionados tras una operación quirúrgica practicada por dicho facultativo.

De los hechos probados se desprendía que en el mes de Enero de 2007, la reclamante acudió a la consulta del demandado a fin de ser tratada de fuertes dolores en la rodilla y, tras serle practicada una resonancia magnética, la misma determinó la existencia de una rotura en el asa de cubo del menisco externo, por lo que se le indicó la procedencia de corregir dicha situación por medio de cirugía. Posteriormente en Marzo de 2007 la reclamante fue operada mediante artroscopia en la rodilla y manifestando en el informe de alta que se le había regularizado lesión degenerativa en cuerno exterior del menisco interior de la rodilla, sin hacer referencia a la lesión diagnosticada por imagen recomendándole un tratamiento a base de sesiones de rehabilitación.

En ese sentido y dado que la demandante seguía padeciendo dolores, esta se volvió a practicar una resonancia en la rodilla afectada, que dio como resultado la existencia de una rotura en asa de cubo de menisco externo y rotura horizontal del cuerno exterior del menisco externo, haciéndose constar en el informe del servicio de radiología que dicha lesión ya constaba en el anterior informe radiológico, por lo que debió de acudir a la consulta de otro traumatólogo quien en Junio de 2007 le practicó una sirovectomía y menisectomía parcial de la rodilla afectada desapareciendo después de la rehabilitación las molestias en la rodilla afectada. Por la defensa del médico demandado, se alego que la actuación había sido correcta desde el punto de vista profesional y que al practicarse la intervención quirúrgica no se había visualizado la lesión en el asa de cubo de menisco exterior, achacándolo a un falso diagnóstico por lo que localizada otra lesión en la rodilla procedió a la regularización de la misma.

No obstante lo anterior, la Sección 18 de la Audiencia Provincial de Madrid, revoca la absolución del facultativo demandado razonando que “la exigencia de responsabilidad se hace derivar de la mala praxis realizada por el demandado a la hora de practicar la intervención quirúrgica, pues a pesar de haber un diagnóstico claro y preciso, la rotura del asa de cubo de menisco exterior, sin embargo en la operación que se le practicó no se resolvió dicha lesión, la que tuvo que ser reoperada por otro cirujano con resultado positivo. Desde luego, si el primer requisito para encuadrar la actividad del demandado en cuanto profesional de la medicina es la realización de una acción u omisión que tenga un reproche culpabilístico, no cabe duda de que en este caso estamos ante una actuación que aparece teñida de dicho reproche y ello si se examina la actuación del demandado tanto desde la óptica de la culpa extracontractual como de la contractual, en virtud del contrato de arrendamiento de servicios que media de ordinario entre médico y paciente”.

En conclusión, recoge la presente resolución que en el presente caso, el facultativo demandado a pesar de contar con una prueba objetiva como era el diagnóstico de la lesión por medio de la imagen, al practicar la operación quirúrgica lo hizo sin atender los correctos protocolos, pues dada la información radiológica, debió de explorar el compartimento externo y de haberlo hecho habría resuelto la rotura del asa de cubo externo, y no puede atribuir dicha falta de actuación a la posibilidad de un falso positivo pues dicha lesión fue nuevamente diagnosticada por imagen y se resolvió satisfactoriamente en procedimiento quirúrgico realizado con posterioridad.

Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid núm. 451/2010 (Sección 18), de 14 octubre

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com