Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 03 de diciembre de 2012   |  Número 37
Acceda a nuestra hemeroteca
en portada
Luis Bernaldo de Quirós, director médico del área de responsabilidad profesional sanitaria de Promede
“El sistema que utiliza especialistas para hacer informes periciales es eficaz”
Traumatología o Ginecología son las especialidades por las que reciben más consultas

Ricardo Martínez Platel / Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
El director médico del área de responsabilidad profesional sanitaria de Promede, Luis Bernaldo de Quirós,  asegura que, en ocasiones, si el demandante y el abogado hubieran tenido conocimiento de que su reclamación carecía de opciones de prosperar y que era una demanda absurda, no la podrían. Por esta razón, considera útil utilizar especialistas a la hora de realizar informes periciales.

Luis Bernaldo de Quirós explica qué es Promede.

¿Qué es Promede y cómo se organiza?
Promede es una empresa que se dedica a hacer informes periciales en el área de la responsabilidad sanitaria. Informes en los que se trata la actuación médica enfocada desde el punto de vista de la responsabilidad. Si un médico se ve inmerso en una demanda judicial por su actuación, nos encargamos de hacer el informe pericial correspondiente al análisis de su actividad. Por otro lado, Promede abarca el campo de la valoración del daño corporal. Cuando una persona, ya sea en relación con una actuación médica o en relación con un accidente en el ámbito de que alguna institución pueda tener una responsabilidad, valoramos el daño corporal para tratar de establecer la indemnización más justa.

¿Cuál es el equipo profesional de Promede?
Promede está estructurado de manera que existe una dirección médica en cada uno de estos dos campos, que funcionan de manera independiente salvo cuando la valoración del daño deriva de una actuación sanitaria que puede considerarse incorrecta. De manera que hay una dirección médica para cada uno de los campos. Dentro de ellos, contamos con colaboradores médicos especialistas en cada una de estas dos facetas. En cuanto a la valoración del daño corporal, hay valoradores que están distribuidos por todo el territorio nacional, de manera que cualquier asunto de este tipo se puede resolver in situ en el mismo lugar donde ocurre. Y en la responsabilidad sanitaria contamos con especialistas médicos en activo, algo que es importante porque el especialista médico que tiene que analizar la actuación de un médico, tiene que ser un especialista que esté actualizado, porque en ocasiones hay informes de peritos que no son especialistas o están retirados.

¿De qué tipo de casos reciben más consultas?
Va por rachas, aunque hay algunas especialidades que son sensibles y tendentes a ser demandadas, como Traumatología o Ginecología, porque las consecuencias de un parto pueden incidir sobre la madre y el niño, lo que desdobla aún más la posibilidad de demanda. Tras estas dos especialidades están las cirugías en general, sobre todo la del aparato digestivo.  Por el contrario algunas tienen muy pocas, se trata de los profesionales que intervienen en el proceso diagnóstico, pero desde un segundo plano, como los patólogos, que reciben menos demandas porque la gente los conoce poco.

¿Hay algún caso que recuerde especialmente?
Hay casos que uno cuando los ve se sorprende que se haya producido una demanda, porque son actuaciones médicas bien hechas. En ocasiones, si el demandante y el abogado hubieran tenido conocimiento de que su reclamación carecía de opciones de prosperar y que era una demanda absurda, no la hubieran puesto. También ocurre al contrario, cuando no entiendes que no se haya interpuesto una demanda.

Bernado de Quirós destaca la importancia de utilizar especialistas para hacer informes periciales.

¿Perciben un aumento de reclamaciones?
En Promede recibimos cada vez más solicitudes de colaboración pericial. Si eso responde a un aumento en el número de reclamaciones, no lo puedo asegurar con certeza. Mi impresión es que sí.  Este sistema de utilizar especialistas para hacer informes periciales es eficaz y da resultados positivos.  Puede que haya más, porque cada vez hay más actos médicos.

¿Puede llevar a la práctica de una medicina defensiva?
No. Dentro del ámbito en el que me muevo y de los especialistas con los que trato, estoy seguro que no. Es verdad que al principio, hará unos 20 años, cuando empezó “a ponerse de moda” las demandas contra médicos, se temió que la medicina se convirtiera en defensiva. Aquella que hace un médico no de conformidad con lo que el paciente necesita, sino con lo él necesitaría para defenderse ante una posible demanda. Esto es una mala actuación médica. La medicina defensiva podría comprenderse, pero nunca justificarse. Uno debe actual ajustándose a las necesidades del paciente. Las pruebas adicionales, además del gasto económico, suponen un retraso en el diagnóstico y en la aplicación del tratamiento.

En ocasiones, ¿no se intenta evitar la pena de banquillo?
Es natural. Un médico, salvo excepciones que se puedan producir, se vuelca en intentar encontrar el mejor tratamiento para el paciente. Si hay complicaciones, la sensación de injusticia del facultativo cuando hay situaciones imponderables que escapan a su control es enorme y se ve inmerso en un proceso judicial.

¿Cuáles pueden ser las claves que marquen los años venideros del Derecho Sanitario?
Debería ser evitar los procesos judiciales. No tanto por eludir las demandas, que son inevitables. Cuando un paciente siente que ha sido mal tratado médicamente es natural que trate de buscar un resarcimiento al daño que cree haber sufrido. Es importante contar con una pericia médica inicial que les indique si eso se basa en una actuación incorrecta o dudosa. Lo más importante es evitar la judicialización, porque los juzgados ya están lo suficientemente llenos de casos. En este sentido, la mediación es un capítulo importante que se proyecta en el futuro del Derecho Sanitario. En lo que se refiere a responsabilidad médica, lo ideal sería que las partes llegaran a un acuerdo sin que hubiera un proceso judicial. Para ello, el papel del mediador es fundamental. Se trata de conseguir que las partes lleguen al acuerdo.

Acceda a la entrevista completa en Sanitaria TV

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com