Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 02 de abril de 2012   |  Número 30
Acceda a nuestra hemeroteca
tribunales
Pérdida de oportunidad
El Supremo condena la demora en el diagnóstico de una peritonitis
Existió una infracción de la lex artis que no debió soportar la paciente

Redacción. Madrid
El Tribunal Supremo ha estimado un recurso de casación contra una sentencia desestimatoria de la Sección Octava del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y ha condenado al Servicio Madrileño de Salud (Sermas) al pago de una indemnización de 50.000 euros por demora diagnóstica de una peritonitis.

Tribunal Supremo.

En el fallo, el alto tribunal considera que "habiéndose acreditado que existió un retraso en la realización de una prueba diagnóstica" que hubiera podido "evidenciar" una imagen patológica, "la Administración corría con la carga de probar que esa prueba era irrelevante ante la situación de la recurrente" y que "no hubiera cambiado el pronóstico y el resultado".

"Ello determina que nos encontremos ante una pérdida de oportunidad relevante, eficiente e indemnizable", destacan desde el TS, que considera que es "evidente" que tal complicación no se trató "de forma idónea y adecuada a los síntomas que la paciente iba presentando indicativos de un continuo empeoramiento y con síntomas claros de infección".

Además, han indicado que esto determina la presencia de una "pérdida de oportunidad" en la posibilidad de un resultado distinto "por cuanto la omisión de una prueba diagnóstica relevante y ya acordada por la Administración sanitaria hubiera podido conducir a un diagnóstico precoz de la complicación". Por ello, determinan que existió una "infracción de la 'lex artis' acreditada que no debió soportar la paciente, con independencia que no se haya podido acreditar que ante un diagnóstico precoz el resultado hubiera sido sustancialmente diferente o no en términos cuantitativos".

El TS, que solo estima uno de los cuatro motivos de casación que presenta el recurrente, concluye que "en el presente caso la prueba probabilidad de un resultado distinto y más positivo para la paciente no corría a cargo de la misma sino de que la Administración probada que ante la falta de esa prueba no hubiera cambiado las complejas actuaciones médicas desarrolladas después y con un resultado tan negativo".

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com