Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 18 de abril de 2011   |  Número 8
Acceda a nuestra hemeroteca
TRIBUNALES
La Sala entiende que se ha ejercido de forma legítima
El Supremo prioriza el derecho a la libertad de expresión sobre el derecho al honor
Un hombre denunció un informe psicológico que hacía referencia a una enfermedad mental que le incapacitaba para ejercer como padre

Redacción. Madrid
La Sala Primera del Tribunal Supremo ha estimado el recurso de casación de una perito psicóloga, autora de un informe psicológico presentado en un procedimiento de familia, en el que se hacía referencia al marido como posible enfermo mental incapacitado para ejercer como padre y que había sido demandada por incurrir en una intromisión ilegítima en el derecho al honor de éste.

El magistrado Xiol Ríos, ponente de la sentencia.

El hombre consideraba que en dicho informe se efectuaban una serie de conclusiones que lesionaban su derecho al honor al decir que presentaba graves patologías que provocaban que su conducta fuera imprevisible, que era sumamente arriesgado y peligroso cualquier encuentro con su mujer y con sus hijos y que cualquier tipo de relación que establecieran los niños con su padre los colocaba en situación de riesgo físico y psicológico.

La sentencia, de la que es ponente el magistrado Xiol Ríos, considera que en el caso debe prevalecer el derecho a la libertad de expresión de ella sobre el derecho al honor del padre demandante.

Parte la sentencia de la colisión de dos derechos fundamentales en conflicto, el derecho a la libertad de expresión y el derecho al honor, sin que el derecho a la intimidad deba ser objeto de análisis, al no haberse planteado en esos términos la demanda.

El alto tribunal destaca la posición prevalente de la que goza la libertad de expresión en un Estado democrático de Derecho, que ha de ser mantenida en atención a las circunstancias del caso, como son que el informe fue emitido en un procedimiento de familia en el que la psicóloga, como perito, debía evaluar los efectos del conflicto matrimonial y la situación de la pareja. Además, consta que el marido también había sido entrevistado, sin que se apreciara relación causal entre el informe emitido y la decisión adoptada en el procedimiento de separación. Por estos motivos, la Sala a entiende que la libertad de expresión ha sido ejercida de forma legítima.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com