Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 22 de febrero de 2011   |  Número 4
Acceda a nuestra hemeroteca
EN PORTADA
Quedó en coma tras someterse a una operación de elevación mamaria
Revocan una indemnización de 650.000 euros a una mujer porque había sido informada de los riesgos
El alto tribunal entiende probado que el médico y el anestesista siguieron el protocolo de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética

Redacción. Madrid
La Sala Primera del Tribunal Supremo ha revocado una sentencia que condenó a un anestesista y a una clínica cordobesa a indemnizar con 650.000 euros a la familia de una paciente que quedó en coma profundo tras someterse a una operación estética de elevación mamaria.

Tribunal Supremo.

En la sentencia, el alto tribunal entiende probado que tanto el médico que practicó la operación, denominada mastopexia, como el anestesista habían "informado antes de la intervención de los riesgos, incluidos los de la anestesia" siguiendo el protocolo de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética.

Los hechos se remontan al 18 de enero de 2002 cuando una mujer de 58 años quedó en coma tras la operación mamaria, pese a que anteriormente había sido intervenida con el mismo tipo de sedación y en la misma clínica, en el año 2000, de dermilipectomía abdominal y liposucción, y posteriormente de una mastopexia bilateral y liposucción de zonas axilares.

El esposo y las cuatro hijas de la víctima interpusieron una demanda ante el Juzgado de Primera Instancia Número 4 de Córdoba en enero de 2007 donde solicitaban una indemnización de dos millones de euros. El juzgado condenó a indemnizar con 650.000 euros a la familia, sentencia que fue recurrida y revocada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Córdoba, que absolvió a los demandados.

Contra dicha sentencia la familia recurrió en enero de 2009 ante la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, que ahora ha determinado "no haber lugar a los recursos interpuestos", por lo que confirma el fallo de la Audiencia Provincial y condena a la parte recurrente a pagar las costas causadas.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com