Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 22 de octubre de 2012   |  Número 34
Acceda a nuestra hemeroteca
TRIBUNALES
EXISTE RESPONSABILIDAD PATRIMONIAL DE LA ADMINISTRACIÓN
El tamaño de la cicatriz determina si una episiotomía se ajusta a la lex artis
No hay prueba de que hubiera un desgarro natural

Ricardo Martínez Platel. Madrid
La Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo ha desestimado un recurso de casación interpuesto por la Comunidad de Madrid y una aseguradora contra una sentencia del TSJ de la capital, que obligó a indemnizar a una paciente con más de 200.000 euros debido a una infracción de la lex artis, confirmando la existencia del un nexo causal entre el daño sufrido por la reclamante y (lesión esfinteriana e incontinencia fecal) y la actuación médica (episiotomía).

Todos los informes médicos describen la incontinencia fecal como una secuela tardía, aunque en este caso apareció de manera inmediata, pero no puede considerarse como la plasmación de un riesgo que se produce por causas naturales, al haber constancia de una cicatriz más extensa de lo normal y en no haber prueba de que hubiera un desgarro natural.

El fallo del alto tribunal recuerda que la prueba pericial no transfiere al perito la decisión de la cuestión que exigen conocimientos técnicos, sino que tiene por objeto suministrar al órgano judicial los elementos de conocimiento para que pueda tomar su decisión, de forma que el dictamen pericial no puede imponerse exclusivamente por la autoridad de la profesión o la condición estatutaria de los peritos, sino por la fuerza de sus argumentos. Por tanto, las afirmaciones que identifican que la incontinencia fecal es una complicación inevitable y que tachan la valoración de la prueba como irracional y arbitraria, no son ciertas.

Así, la causa de la lesión que sufre la paciente se encuentra en una episiotomía incorrectamente ejecutada, por lo que existe un nexo causal entre la actuación médica y el daño, muy invalidante, por lo que declara la responsabilidad patrimonial de la administración sanitaria.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com