Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 30 de mayo de 2011   |  Número 11
Acceda a nuestra hemeroteca
ÉTICA Y DEONTOLOGÍA
CURSO DE BIOÉTICA MÉDICA EN VALLADOLID
Enseñan cómo resolver casos concretos en los que existe conflicto moral
La bioética clínica estudia los problemas morales presentes en la medicina

Redacción. Valladolid
El Colegio de Médicos de Valladolid, presidido por Antonio Otero, ha organizado un curso de Bioética Médica, que tiene objetivos aumentar los conocimientos de los profesionales médicos en torno al campo de la bioética para resolver casos concretos en los que pueda existir un conflicto moral tanto para la sociedad o para el propio médico. La bioética, en general aborda los aspectos éticos de la biología y la medicina y, dentro de ella, la bioética clínica estudia los problemas morales presentes en la medicina clínica, e introduce los valores morales en la práctica clínica con el fin de mejorar la calidad asistencial.

Carlos Martín Lorenzo y Juan Carlos Martín Escudero.

Martín Escudero, especialista en Medicina Interna del Hospital Universitario Río Hortega, y Carlos Martín Lorenzo, médico especialista en Geriatría del Centro Hospitalario Benito Menni , encargados de presentar el primer caso del curso sobre pacientes con demencias, opinan que en la raíz de la conflictividad moral del actual proceso asistencial cabe considerar, en primer lugar, la profunda modificación que se ha producido en las últimas décadas en la relación clínica entre el médico y el paciente. “La crisis del modelo paternalista de asistencia sanitaria, la autonomía no siempre asumida del paciente y la propia legislación, que recoge los derechos de los pacientes, obligan a una profunda reflexión sobre cuál es la forma moralmente más correcta de prestar asistencia sanitaria, e incluso aún sobre los mismos fines de este proceso asistencial”.

Por otro lado, el progreso de la tecnología sanitaria, con perspectivas inéditas en el campo del origen y el final de la vida, ha hecho aflorar nuevos retos éticos en relación con el comienzo y el final de la vida, la propia definición de muerte o el soporte terapéutico vital, por citar sólo algunos ejemplos. Además, aseguran que el mundo clínico no puede vivir ajeno a los problemas morales suscitados por los recursos limitados que desde la justicia obligan a considerar la distribución correcta de tales recursos.

La tradición médica aporta el “principio de beneficencia”, esencia del quehacer médico en la búsqueda del bien para el enfermo. El predominio hasta ahora de este principio sobre el de autonomía del paciente, hecho especialmente claro en el paternalismo médico, es una muy habitual fuente de conflicto moral. El “principio de autonomía”, basado en la libertad de determinación individual y de gran tradición jurídica, sobretodo en el mudo anglosajón, obliga a respetar la decisión del paciente competente e informado.

La tradición política aporta el “principio de justicia”, en virtud del cual en toda relación clínica deben tenerse en cuenta terceros implicados, tanto por las consecuencias que las decisiones puedan tener directamente sobre ellos, como por los propios criterios de justicia distributiva que hay que contemplar a la hora de decidir la asignación de recursos y prestaciones.

El “principio de no maleficencia” ya recogido en la tradición médica y en el derecho, completa los cuatro principios básicos de la Bioética, en él se considera moralmente inaceptable el perjudicar al paciente. Desde el Colegio de Médicos se ha procurado abordar problemas éticos cotidianos de la práctica real en medicina primaria, obstetricia, pediatría, cirugía y medicina, con mucho tiempo de debate para que puedan opinar o plantear dudas, con el ánimo de intentar que resulte útil para cualquiera de los asistentes.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com