Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 24 de enero de 2011   |  Número 2
Acceda a nuestra hemeroteca
EN PORTADA

ALFONSO ATELA, JEFE DE LA ASESORÍA JURÍDICA DEL COLEGIO DE MÉDICOS DE VIZCAYA
“Si no se dota a los comités éticos de atribuciones específicas, se convertirán en figuras decorativas”
El letrado asegura que la colegiación voluntaria perjudica a la ciudadanía

Ricardo Martínez Platel / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Alfonso Atela, jefe de la Asesoría Jurídica del Colegio de Médicos de Vizcaya, tiene más de veinte años de experiencia en el ámbito del Derecho Sanitario. Es vocal de la AEDS y profesor del Máster de Práctica Jurídica.

Entrevista a Alfonso Atela.

¿Cuál ha sido su trayectoria profesional hasta el cargo que desempeña en estos momentos?
Entré en el Colegio de Médicos, en relación con el Derecho Sanitario en enero de 1990. Somos un colegio que no tiene tanto volumen como Barcelona o Valencia, por lo que la asesoría jurídica no está tan especializada. Además de Derecho Sanitario, nos toca llevar todos los temas: asuntos corporativos, laborales, de responsabilidad profesional... Al preocuparme por la materia, que me gusta mucho, me metí en la Asociación Española de Derecho Sanitario. Empecé como socio y ahora soy vocal. Entré como profesor del Máster de Práctica Jurídica y doy materia relacionada con esto.

¿Cuáles son las principales dificultades que encuentra la asesoría jurídica de un Colegio de Médicos?
Yo diría que es una materia que, en realidad, poca gente controla. Cuando yo comencé mi andadura el problema era que no había a quién consultar. Posteriormente nos hemos ido preocupando de hacer reuniones, de buscar foros, normalmente saliendo de la ciudad. Nos reunimos periódicamente los letrados de los Colegios de Médicos de la zona norte y también acuden los Colegios de Enfermería. Al principio todo eran dudas, porque no había con quién intercambiar opiniones de esta materia tan especializada.

¿Cómo valora que la Organización Médica Colegial pretenda crear un sistema de acreditaciones profesionales para evitar falsificaciones de títulos?
Me parece muy bien. Lo que no puede suceder son hechos como el que hace poco  ha ocurrido en el Colegio de Médicos de Vizcaya, que ha llevado la acusación penal de una persona que intentó colegiarse con dos títulos, de médico y especialista, falsificados. Todo lo que sean garantías, o búsqueda de soluciones para intentar evitar que esto ocurra, es bueno, no sólo para los médicos, sino también para el ciudadano.

¿De los casos que ha llevado hay alguno que recuerde especialmente?
Recuerdo con especial cariño, porque fueron importantes, los primeros casos que llevé de materia laboral en el que se consiguió cambiar una jurisprudencia favorable a los médicos. Entonces la retroactividad de las reclamaciones económicas estaba en un año, pero entendimos que era otra normativa la que había que aplicar y a base de sacar asuntos adelante, conseguimos sentar jurisprudencia entre varios letrados, para que se entendiese que el periodo de retroactividad debía ser de cuatro años. Al final son logros para el colectivo.


¿Qué opina de la proliferación de comités de ética?
O se les dota de contenido y se les otorga unas atribuciones concretas o si no, van a ser una figura decorativa. En el País Vasco se creó un comité de ética para el que fui nombrado vocal y hoy en día no se ha reunido. Se les debe brindar la posibilidad de ser un órgano consultor o acabarán quedando en nada.

La violencia contra el personal médico ha aumentado. ¿Cree que están suficientemente protegidos?
Creo que no. Aunque pueda escocer a las administraciones, empezará a pedirse responsabilidad al empleador, que es el que debe velar, a mi juicio, por la salud y seguridad de los trabajadores. Hasta ahora se apoya al sanitario agredido, pero no es suficiente. Hay que pedir responsabilidades al empleador. Mi previsión es que habrá alguna condena por falta de seguridad por este tipo de cosas.

¿Qué implicaciones legales puede tener la colegiación voluntaria?
Tendrá implicaciones perjudiciales para la ciudadanía y para los colegios que no realicen las labores que se les imponen. Los colegios deben velar por los intereses de los médicos, pero también por el de la población. Cuando haya que hacer informes sobre leyes nuevas, dar un parecer científico, corporativo, incluso cuando haya que sancionar a personal facultativo que no cumplen con la normativa ética. Será un filtro menos para localizar fraudes.

¿Cree que en la carrera se debería hacer hincapié en la formación jurídica?
Sí, pero en la formación en general. Los colegios deberían llevar a rajatabla la materia deontológica y la materia formativa.

Hay demandas a médicos una vez que se han jubilado, ¿cómo se podrían proteger?
Tienen un seguro de responsabilidad civil tras la jubilación, pero no es obligatorio. Aunque debería ser así. Porque se llega a denunciar a viudas de médicos ya fallecidos. Actualmente, hay un par de compañías que cubren estas demandas, si el médico se jubila o fallece.

¿El aumento de las demandas ha llevado al colectivo a ejercer una medicina más defensiva?
No en todos los casos y todos los médicos. En ocasiones sí se hace medicina defensiva.

¿Cree que existe falta de comunicación entre el médico y el paciente?
Exigimos mucho al médico y al sistema sanitario. Exigimos como pacientes y como ciudadanos. No queremos que haya lista de espera, esperamos que haya muchas intervenciones y muy rápidas, y los médicos son los que son. El sistema exige al servicio de salud y éstos a los médicos y no dan de sí para informar, operar, hacer preoperatorio etc. Muchas veces no se les dan ni los medios. Hay cosas que debería hacer la Administración. Actualmente, tal y como está el sistema, tienen que hacer un gran esfuerzo para cumplir toda la praxis, metiendo dentro de ella el tema de la información al paciente.
 

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com