Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 07 de febrero de 2011   |  Número 3
Acceda a nuestra hemeroteca
EN PORTADA
EL NUEVO texto SE PRESENTARÁ EN MAYO
“La objeción de conciencia no estaba recogida en el Código de Ética y Deontología”
Gómez Sancho, presidente de la Comisión Central de Deontología Médica de la OMC, confía en que la “ley de la muerte digna” cambie de nombre y recoja algunas recomendaciones “de sentido común”

Ricardo Martínez Platel. Madrid
La Comisión Central de Deontología Médica de la OMC ha concluido los trabajos de revisión y actualización del Código de Ética y Deontología Médica. Su presidente, Marcos Gómez Sancho, comenta que “durante 15 meses hemos hecho 16 borradores. Creemos que es un código muy avanzado, realmente de progreso y bastante ampliado respecto al anterior, que es de 1999. La medicina lleva una velocidad vertiginosa y, por tanto, 12 años es mucho tiempo. La ciencia ha avanzado más en los últimos 50 años que en los 50 siglos precedentes”.

Marcos Gómez Sancho.

Gómez Sancho afirma que “los avances son exponenciales y van tan rápido que hay que ponerse al día en los aspectos deontológicos que van planteando nuevas decisiones”. De esta manera , se han añadido artículos que se refieren a asociaciones profesionales, drogadicción, segunda opinión médica, prevención de la enfermedad, duración del acto médico, error médico, esterilización, reproducción asistida, publicación de la investigación médica, sobre la investigación en embriones humanos, sobre la gestión clínica y compañías aseguradoras médicas, sobre los incentivos, sobre el intrusismo en el ámbito médico, sobre la relación médico-paciente no presencial y sobre el trasplante facial.

Además de estas aportaciones, se han introducido cinco capítulos nuevos: sobre las pruebas genéticas, el dopaje deportivo, la docencia médica, la objeción de conciencia y la atención médica al final de la vida. El presidente de la Comisión Central de Deontología Médica de la OMC señala que ya existía un apartado relativo a este último término, sin embargo se denominaba “de la muerte” y han decidido cambiarle el nombre ya que consideran que “es más acertado, porque en nuestra sociedad la muerte se ha convertido en algo obsceno de lo que no se puede ni hablar. Así, creemos que es coherente hablar de atención médica al final de la vida, ya que los médicos tenemos que ver muy poco con la muerte, porque trabajamos con los vivos hasta el último minuto, excepto los forenses”.

Para Gómez Sancho, “el único asunto en el que los médicos tienen que ver con la muerte es el certificado de defunción, que no figuraba en el anterior código y es uno de los capítulos nuevos que hemos añadido y a mi juicio, uno de los más importantes, además de otros sobre las voluntades anticipadas y sobre la sedación”.

Una de las principales novedades respecto a la objeción de conciencia “es que el nuevo código la recoja, porque anteriormente no era así. Por lo que es un avance importante, ya que se hace hincapié en una serie de medidas mínimas. Expone qué es objeción de conciencia y qué no, además de aclaraciones sobre la objeción de conciencia sobrevenida”.

Otro de los temas candentes de la actualidad y que se refleja en el nuevo código es el dopaje deportivo. Para Gómez Sancho “es un problema que sigue sin resolver, con juicios por delante, pero los médicos hemos considerado que hay una reflexión deontológica que hacer además de la que hagan los magistrados y así se ha recogido en el código".

Además de la Comisión Central de Deontología, existe un grupo de trabajo desde hace once años de atención médica al final de la vida que sirve de asesoramiento constante. Gómez Sancho asegura que “algunas de nuestras declaraciones están siendo estudiadas en la asamblea de la Asociación Médica Mundial. Hace pocas fechas nos han aceptado, para su estudio, unas reflexiones sobre la ética de la sedación en la agonía”. El último documento elaborado por este grupo de trabajo han sido unas recomendaciones, firmadas por la Organización Médica Colegial y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, que citan once puntos ”imprescindibles” para la nueva ley que el gobierno prepara. Gómez Sancho destaca que “curiosamente la llaman “ley de la muerte digna” y pensamos que ese nombre debe ser modificado por inapropiado y porque induce a la confusión. El término “muerte digna” lo utilizan tanto quienes apuestan por cuidar adecuadamente a los enfermos como los que se decantan por la legalización de la eutanasia. Tenemos la confianza de que el gobierno las tenga en cuenta y se contemple en la nueva ley, porque son puntos de sentido común”.

El siguiente paso es someter el borrador del nuevo código a la valoración jurídica, y a la de los propios Colegios de Médicos, que dispondrán de un plazo aproximado de un mes para entregar sus aportaciones. Según el calendario previsto, la nueva normativa será presentada oficialmente en las próximas Jornadas de Comisiones de Deontología Médica que tendrán lugar el próximo mayo en Granada.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com