Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 03 de diciembre de 2012   |  Número 37
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
Sentencia del Tribunal Supremo (Sala de lo Contencioso – Administrativo. Sección 4ª) de 31 de Octubre de 2012
Inexistencia de mala praxis en el tratamiento de un cuadro ansioso-depresivo

La Sección Cuarta de la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha desestimado el Recurso de Casación interpuesto frente a la Sentencia dictada por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia en la Comunidad Valenciana, en la reclamación de responsabilidad patrimonial formulada con motivo de la asistencia médica prestada derivada de la falta de control de tratamiento facilitado con benzodiacepinas para la curación de un paciente con adicción al alcohol, tabaco y hachís, acusado de un cuadro ansioso-depresivo.

Como se desprende del historial médico existente en el expediente administrativo, y así se afirma en el informe obrante a las actuaciones el paciente fue atendido en el curso de su enfermedad de forma esporádica, en ciertos períodos, acudiendo con más frecuencia a la consulta médica y otros períodos haciéndolo sólo esporádicamente, lo que hizo imposible un control real y efectivo de su enfermedad y de la medicación.

En autos se practicó prueba pericial por Especialista en Psiquiatría de la que se deduce que el tratamiento seguido había sido el adecuado, sin que una adicción al alcohol, tabaco o hachís fuera impedimento para la administración de benzodiacepinas bajo el control médico adecuado, si bien a partir del año 1993 el paciente recurrió a la automedicación, señalando en cuanto a la situación del recurrente que se descarta la existencia de enfermedad mental, no se aprecia daño neuronal ni daño psíquico y que la evolución clínica y sintomatología que describe el reconocido, es compatible con la existencia de un beneficio personal, poniendo además de manifiesto que el síndrome de abstinencia no puede ser crónico y que el tratamiento largo con benzodiacepinas no hace que el síndrome de abstinencia sea más intenso o de mayor duración, pues en tales casos se produce una tolerancia a la medicación.

De tal informe cabe establecer dos conclusiones, que el tratamiento médico fue conforme a la "lex artis", y que el paciente no tenía enfermedad mental, no apreciándose tampoco daño neuronal ni daño psíquico. Finalmente la Sentencia reconoce que no se ha llevado un control efectivo de la enfermedad y su medicación, sin embargo desestima el recurso con base en que el tratamiento médico fue conforme a la "lex artis" y que el paciente no sufría ninguna enfermedad mental. Consecuentemente al no haberse acreditado la existencia de daño, no hay un dato esencial para considerar la responsabilidad patrimonial de la administración por asistencia sanitaria, ni por tanto la infracción de la "lex artis".

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com