Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 16 de mayo de 2011   |  Número 10
Acceda a nuestra hemeroteca
TRIBUNALES
UNA SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO LO CONFIRMA
Ingesa está obligado a pagar la factura del gasto farmacéutico de Castilla – La Mancha de diciembre de 2001
La obligación presupuestaria correspondiente deriva de su previsión en el presupuesto anual

Redacción. Madrid
El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria tendrá que abonar a la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha la factura de gasto farmacéutico correspondiente al mes de diciembre de 2001. Ingesa interpuso un recurso de casación contra una sentencia de la Audiencia Nacional, que desestimó su reclamación.

Trubunal Supremo.

Según Ingesa, de acuerdo con el apartado F.3 del Anexo del Real Decreto 1476/2001, sobre el traspaso a la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha de las funciones y servicios del Instituto Nacional de la Salud, no constituyen obligación exigible a 31-12-2001 y por tanto, no son imputables a Insalud-Ingesa.

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha interpuso un recurso ante el Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo número 6 , en el que se impugnaba la resolución de la Dirección General, que desestimaba la solicitud formulada, en la que reclamaba el abono de la cantidad 28.045.518,70 euros, por obligaciones referidas a la factura de farmacia de diciembre de 2001.
La resolución recurrida entendía que, tras los traspasos de las competencias, el pago de las facturas debe ser atendido por la comunidad autónoma, ya que la factura correspondiente no era exigible cuando se produce el cierre del sistema el 31 de diciembre de 2001., pues se emitió el 10 de enero de 2002.

Sin embargo, la determinación del concepto jurídico de obligaciones exigibles hasta el 31 de diciembre de 2001 debe realizarse desde el plano de la contracción de la obligación de pago que debe ser liquidada y no desde el ámbito de la orden de gasto como ejecución material de la obligación. La obligación presupuestaria correspondiente al mes de diciembre deriva de su previsión en el presupuesto de 2001, y no resulta razonable pretender que la previsión sólo contemplara los meses comprendidos entre enero y noviembre.  Por tanto, según el fallo del Supremo, no ha lugar al recurso de casación en interés de la Ley interpuesto por Ingesa.

 
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com