Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 24 de octubre de 2011   |  Número 19
Acceda a nuestra hemeroteca
ética y deontología
x CONGRESO NACIONAL DE BIOÉTICA
Instan a definir un nuevo marco ético sobre situaciones al final de la vida
Surgen nuevos conflictos como la utilidad de los enfermos vegetativos persistentes como donantes

Ricardo Martínez Platel. Pamplona
La voluntariedad, el anonimato, el altruismo y la gratuidad son preceptos indiscutibles en cada trasplante de órganos que se realiza en España. Sin embargo, surgen nuevos conflictos éticos como la utilidad de los enfermos vegetativos persistentes como donantes, que según ha expresado Nuria Masnou, coordinadora de Trasplantes en el Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona, “son fenómenos que hay que poner sobre el tapete”, como ha comentado en el X Congreso Nacional de Bioética que se ha celebrado en Pamplona. Se trata de repartir un bien escaso como son los órganos, con la justicia y la equidad, por lo que “en un momento en el que hay pocos órganos para trasplantes, hay de plantearse lo que es útil o no para la donación", ha asegurado Masnou, que considera que hay que "definir un nuevo marco ético sobre situaciones específicas al fin de la vida que aún no se han abordado".

Rafael Matesanz, durante su intervención.

Por su parte, el director de la Organización Nacional de Trasplantes, Rafael Matesanz, ha analizado los avances en los trasplantes de aloinjertos de tejidos compuestos, principalmente de brazos y de cara, pero también de piernas. Matesanz ha explicado que los problemas derivados del paciente en este tipo de trasplantes son la dificultad por la escasez de donantes adecuados, la aceptación por parte de los familiares y el mantenimiento del anonimato. Pero también hay que acertar con la selección adecuada del receptor, valorar el coste/beneficio clínico y ofrecer una información correcta.

Juan Cabasés, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Pública de Navarra, que también ha participado en la mesa redonda, ha expuesto las conclusiones de una investigación que relaciona el ofrecimiento de incentivos económicos y preferencias sanitarias sobre los potenciales donantes. Los resultados que arroja la investigación señalan que el dinero "no resulta recompensa suficientemente atractiva" para la donación de órganos, y al contrario, puede disuadir a quienes altruistamente están dispuestos a hacerlo.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com