Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 24 de octubre de 2011   |  Número 19
Acceda a nuestra hemeroteca
tribunales
AUNQUE NO CONCURRA CULPA
La Administración responde por los daños ocasionados por los facultativos de una entidad concertada por Muface
Siempre que el daño sea antijurídico, el que lo sufre no tiene el deber de soportarlo

Ricardo Martínez Platel. Madrid
La Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo ha desestimado un recurso de casación interpuesto en nombre de la Administración General del Estado, contra una sentencia dictada por la Audiencia Nacional que estimaba la responsabilidad patrimonial formulada a consecuencia de los daños derivados de la asistencia sanitaria producida en el nacimiento del hijo del recurrente.

La cuestión que plantea este caso es si la Administración debe responder por los supuestos daños ocasionados por los facultativos pertenecientes al cuadro médico de una entidad concertada por Muface. La clausula 5.2.1 del Concierto aprobado por resolución de la Dirección General de Mutualidad de 17 de diciembre de 2002 establece que no supone ninguna relación entre Muface y los facultativos o centros de la entidad en que se preste la asistencia, por lo que las relaciones son ajenas al conjunto de derechos y obligaciones que determinan los fines del concierto. Así, la prestación sanitaria a través de una entidad o sociedad concertada incumbe a ésta a través de los profesionales y medios establecidos previamente y, dentro de ellos, de los elegidos por el mutualista y beneficiario. Dicho concierto destaca que la responsabilidad que puede surgir por la defectuosa asistencia sanitaria no es susceptible de ser imputada más allá del círculo en que efectivamente se realiza la prestación, en este caso, Muface no había prestado ningún tipo de asistencia sanitaria, ya que había sido la entidad concertada elegida por el mutualista la que lo había hecho a través de sus médicos.

Por lo tanto, no es exigible responsabilidad alguna de la Administración, por la resolución recurrida al desestimar la reclamación de responsabilidad patrimonial al ser incompetente Muface es conforme a derecho. Sin embargo, hay que recordar que la regulación de la responsabilidad extracontractual de la Administración es de tipo objetivo, que obliga a responder al daño causado, aunque no concurra culpa, siempre que el daño sea antijurídico, que el que lo sufre no tiene el deber de soportar.

Según la doctrina del Tribunal Supremo, la existencia de tal concierto no excluye la existencia de responsabilidad patrimonial de la Administración, siempre que concurran los requisitos que aparecen en el artículo 139 de la Ley 30/92. Además, el artículo 45 de la Ley General de Sanidad establece que el Sistema Nacional de Salud integra todas las funciones y prestaciones sanitarias que de acuerdo con lo previsto en esa ley son responsabilidad de los poderes públicos para el debido cumplimiento del derecho a la protección a la salud y en él, se incluye Muface. Por estos motivos, el Tribunal Supremo desestima el recurso de casación de la Administración.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com