Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 23 de enero de 2012   |  Número 25
Acceda a nuestra hemeroteca
TRIBUNALES
NO SE GARANTIZAN RESULTADOS
La Audiencia Nacional reitera la doctrina del TS para recordar que la obligación del médico es de medios
Según el informe médico, el proceso terapéutico de las complicaciones aparecidas se hizo conforme a la lex artis

Ricardo Martínez Platel. Madrid
La Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional ha desestimado un recurso de casación interpuesto por un paciente, contra la desestimación del Ministerio de Sanidad de su reclamación por responsabilidad patrimonial.

Audiencia Nacional.

El hombre ingresó en un hospital de Ceuta padeciendo una colitis ulcerosa con 14 años de evolución, instaurándose tratamiento corticoideo intravenoso a dosis plena, y al existir una primera mejoría se le expidió permiso de fin de semana. A su regreso, presentó nuevas deposiciones sanguinolentas. Según el informe médico, el proceso terapéutico de las posteriores complicaciones aparecidas se hizo correctamente usando técnicas de imagen, analíticas y cultivos pertinentes en cada momento en función de la evolución del cuadro.

El tratamiento farmacológico instaurado se ajustó a los protocolos y la indicación de cirugía (colectomía) fue la adecuada, según el cuadro clínico que presentaba el paciente y el momento actual del conocimiento científico. En todo momento se pusieron a disposición del paciente los medios diagnósticos-terapéuticos adecuados.

En este caso, la Audiencia Nacional se hace eco de la consolidada línea jurisprudencial mantenida por el Tribunal Supremo, según la cual, en las en las reclamaciones derivadas de una actuación médica no resulta suficiente la existencia de una lesión, sino que es preciso acudir al criterio de la lex artis como modo de determinar cuál es la actuación médica correcta, independientemente del resultado producido en la salud o la vida del enfermo, ya que no es posible garantizar la salud del paciente.

Solo en el caso de que se produzca una infracción de la lex artis ad hoc responde la Administración de los daños causados. De lo contrario, dichos perjuicios no son imputables y no tendrían la consideración de antijurídicos por lo que deberán soportados por el perjudicado. La existencia de este criterio se basa en el principio jurisprudencial de que la obligación del profesional de la medicina es de medios, no de resultados.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com