Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 22 de octubre de 2012   |  Número 34
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia núm. 410/2012 (Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 3ª) de 28 de marzo de 2012
La bradicardia leve a término de la gestación es un patrón fetal normal

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid ha desestimado una reclamación de responsabilidad patrimonial contra la Administración por una supuesta mala praxis en el seguimiento del embarazo de la reclamante y posterior fallecimiento intrauterino en la última fase de gestación del niño que esperaba para finales de diciembre de 2004.

En la última fase del embarazo, el 17 de diciembre la gestante acudió para control rutinario por monitor con resultado normal tanto para la madre como para el feto. Al día siguiente se le presentó una erupción cutánea con prurito, por lo que el 20 de diciembre acudió al Servicio de urgencias del mismo centro por presentar un cuadro generalizado de prurito cutáneo, y en donde fue atendida por un especialista, el cual le hizo una prueba de monitorización con resultado normal, y le administró como tratamiento un antihistamínico.

El 22 siguiente de ese mes acudió de nuevo al Hospital por ese mismo motivo y fue atendida por un ginecólogo que le diagnosticó una dermatosis polimorfa del embarazo y ordenó su ingreso en el Servicio de Ginecología, en el que permaneció dos días, durante los que se le practicó una exploración ginecológica, una ecografía y una monitorización fetal, citándosela para una nueva consulta el día 27.

El 27 de Diciembre se indicó ingreso para el 29 de diciembre para inducción al parto por embarazo prolongado. El paciente acudió esa misma tarde del 27 de diciembre siendo ingresada con diagnóstico de muerte fetal intrautero, siendo confirmado al día siguiente cuando se le provocó el parto y nació sin vida.

El argumento de los demandantes es que en la última exploración del día 27 el feto presentaba una bradicardia anormal, ritmo cardíaco lento o irregular, por lo que estaba indicada la continuación de una monitorización intensiva para vigilar el curso de la misma, y, en caso de que esta se mantuviese, practicar de inmediato una cesárea para eliminar cualquier tipo de riesgo en el feto, lo cual no se hizo.

La Sala entiende que ello es desestimado por las pruebas obrantes, dado que la bradicardia leve apreciada por el médico forense en la lectura de la monitorización era de un patrón fetal normal de finales del embarazo, no siendo indicativo por si mismo de sufrimiento fetal, y que, por otro lado, según la explicación dada también por el médico forense de la autopsia practicada al feto, el fallecimiento se había producido por un cuadro de insuficiencia placentaria aguda, a su vez causado por un hematoma muy pequeño, pero cuya localización comprometió el intercambio materno fetal, dando lugar a una hipoxia aguda, concordante con los hallazgos necrósicos fetales, añadiéndose que, por el tamaño del hematoma y sus características morfológicas, había que considerar que tenía muy poco tiempo evolutivo, de modo que la situación que determinó la muerte del feto se pudo haber instaurado en un momento posterior a la exploración ginecológica del día 27, y habiéndose presentado como un acontecimiento agudo de imposible previsión.

Por tanto concluye la Sala que no puede deducirse una supuesta mala praxis médica determinante de responsabilidad patrimonial sanitaria, dado que los datos obtenidos de la última consulta el 27 de diciembre se correspondían con los parámetros de una consulta rutinaria de control de embarazo, y no reveló ningún dato que necesariamente hiciera sospechar el riesgo materno fetal y los hechos que sucederían unas horas después.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com