Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 16 de mayo de 2011   |  Número 10
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
1 de febrero de 2011
La causación de un daño desproporcionado implica la apreciación de responsabilidad objetiva
Sentencia de la Audiencia Provincial de las Islas Baleares núm. 36/2011 (Sección 5ª)

La Sección 5ª de la Audiencia Provincial de las Islas Baleares en su Sentencia de fecha 1 de Febrero de 2011, ha confirmado la resolución del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Mahón, que condenaba a un doctor, a la clínica y a su aseguradora, de forma solidaria, a abonar la cantidad de 40.123,41.-€ en concepto de daños personales más 320,78.- € por daños materiales, a una paciente por entender que las secuelas que padecía tras la intervención quirúrgica son consecuencia de una mala praxis médica, además de desproporcionadas en atención a la intervención practicada.

La paciente, tenía antecedentes de epilepsia, dos intervenciones de artroscopia de rodilla izquierda y en tratamiento de esguince cervical. En el mes de Febrero de 2006, fue diagnosticada de pólipo endometrial, proponiéndole intervención quirúrgica para la extirpación del mismo, por medio de histeroscopia quirúrgica para realización de polipectomía. A dichos efectos, consta que, previamente a la intervención, se había informado a la paciente de los riesgos más frecuentes de la anestesia general y de la loco regional, siendo que la que se le practicó en la intervención a que fue sometida fue esta última: anestesia peridural.

El día 22 de Febrero de 2006, la paciente fue sometida a la intervención quirúrgica programada, siendo la anestesista la doctora demandada. Consta que en la práctica de la anestesia se efectuaron dos punciones por fallar la primera. En la mañana del día siguiente fue dada de alta presentando algún problema en su pierna izquierda en la deambulación. Al día siguiente la paciente no podía mover su pierna izquierda y tenía fuertes cefaleas, por lo que se trasladó de nuevo a la clínica donde quedó ingresada durante cuatro días, se le practicaron distintas pruebas diagnósticas y se le dio el alta. No obstante la paciente regresó trascurridos tres días al tener renqueante la pierna izquierda y dolores especialmente en la columna lumbo- sacra que le irradiaba hacia la pierna izquierda. Tras un periplo por distintas clínicas españolas fue finalmente diagnosticada de radiculopatía L4-L5-S1 izquierda en evolución a la cronicidad, concediéndosele una incapacidad permanente en grado de parcial para su profesión habitual de dependienta de comercio.

De la prueba practicada en el procedimiento quedó acreditado que los antecedentes médicos de la paciente no tuvieron incidencia en las secuelas que presentaba, atribuyendo los peritos actuantes la lesión radicular a las dos punciones para la administración de la anestesia, y descartando cualquier tipo de error en la actuación del cirujano que extirpó los pólipos.

La Sala concluyó “que existió un daño desproporcionado siendo que de una simple punción anestésica lumbar pueden derivar cefaleas pero no daño neurológico de carácter permanente que padece la demandante quien acudió por su propio pie a la Policlínica y salió sin que pasara un día con la secuela que la he restado, refleja esa desproporción, apuntando alguno de los peritos a que la punción tuvo que ser incorrecta, habiéndose pronunciado la jurisprudencia en estos casos de desproporción por apreciación de responsabilidad objetiva”.

Sentencia de la Audiencia Provincial de las Islas Baleares núm. 36/2011 (Sección 5ª), de 1 de febrero de 2011.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com