Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Viernes, 11 de enero de 2013   |  Número 39
Acceda a nuestra hemeroteca
tribunales
SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO
La condición de médico del paciente no excluye de la obligatoriedad del consentimiento informado
La ley prevé algunas excepciones cuando no se puede obtener por encontrarse en peligro la vida del enfermo

Ricardo Martínez Platel. Madrid
La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha estimado el recurso de casación de un paciente al que su condición de médico no debió impedir que firmara el consentimiento informado antes de una intervención quirúrgica. La ley exige un consentimiento escrito para las operaciones y prevé algunas excepciones cuando no se puede obtener por encontrarse en peligro la vida o la integridad física del paciente, pero en ningún modo tiene en cuenta que el hecho de ser médico o por tener relación de amistad con los doctores responsables del caso, exima de su necesidad.

La conclusión alcanzada en la instancia relativa a la existencia de un supuesto consentimiento informado verbal no resulta de las pruebas practicadas. Además, de los dos médicos responsables del tratamiento suponían que fue el otro el que suministró al paciente la información de la prueba, pero ninguno de los dos puede afirmar que fue él mismo quien suministro dicha información.

Con estas premisas, el alto tribunal entiende que la conclusión alcanzada por la sala de instancia sobre la existencia de consentimiento informado, ni es conforme con las normas reguladoras de dicho consentimiento, que exigen una constancia documental del mismo, ni tampoco puede ampararse en el resultado de la prueba practicada, que no acredita la concurrencia de ninguna de las excepciones previstas por la ley.

 

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com