Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 18 de abril de 2011   |  Número 8
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
22 de Diciembre de 2010
La decisión del paciente de cambiar de clínicas dificulta un seguimiento adecuado de la patología padecida
Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, nº 1510/2010 (Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 1)

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia ha desestimado el recurso interpuesto por un paciente que alegaba daños y perjuicios por la deficiente asistencia sanitaria dispensada por la Administración.

El paciente de 44 años de edad, acudió al Servicio de Urgencias del SERGAS por presentar un cuadro de dolor lacerante en cara externa de pierna derecha que se consideró de origen vascular, por lo que se le prescribió ácido acetil salicílico y control por su médico de cabecera. Ante la persistencia del cuadro doloroso, el paciente acudió a una Clínica Privada, donde fue diagnosticado y tratado de Herpes Zoster y Neuralgia postherpética.

La evolución fue de dolor, progresivo edema y pérdida de masa muscular por lo que el médico de cabecera le remitió al Servicio de Neurología de un Hospital Público en fecha 13 de febrero de 2003. El facultativo que le atendió reprodujo el primer diagnóstico y solicitó estudio analítico, además de una revisión para el día 20 de marzo de 2003. El paciente no acudió a dicha cita.

En fecha 22 de abril acudió de urgencias al servicio público al presentar herida ulcerada en el dorso del pie derecho de ocho días de evolución, diagnosticándosele una úlcera infectada y pautándole tratamiento antibiótico y analgésico, con la recomendación de control por su médico de cabecera y la advertencia de volver al citado Servicio en caso de empeoramiento, momento a partir del cual abandona la asistencia pública para acudir a una Clínica Privada y posteriormente a otra Clínica Privada en distinta provincia, donde tras realizarle una serie de pruebas diagnósticas es finalmente diagnosticado de un "aneurisma de tercio distal de femoral superficial y poplitea izquierda y trombosis de arteria poplitea derecha presumiblemente secundaria a la presencia de un aneurisma también en esa extremidad”.

En fecha 9 de septiembre de 2003 se le practicó una exclusión de aneurisma popliteo izquierdo y Bypass femopopliteo bilateral y amputación infraconditea de extremidad inferior derecha. Tras la rehabilitación pertinente, es dado de alta definitivamente el 28 de enero de 2004, con la recomendación de controles periódicos.

Ante ello, la Sala manifiesta que nos encontramos ante un supuesto en que el paciente alterna asistencia sanitaria pública con la dispensada por distintos centros privados, siendo además, en este caso, prácticamente esporádica y de urgencia la asistencia dispensada por la sanidad pública, lo que sin lugar a dudas efectivamente dificulta un seguimiento adecuado de la patología, su indubitado diagnóstico y su tratamiento.

En tal sentido, la Sala concluye que “no cabe afirmar, ni la indubitada existencia de una relación de causalidad entre el daño sufrido por el actor y la asistencia prestada por la sanidad pública, que ha sido esporádica, ni cabe tampoco establecer la antijuridicidad del daño, toda vez que la obligación de medios que se le ha de exigir a los facultativos pertenecientes a los Servicios de Salud ha sido perfectamente cumplida, tal y como se deduce de los datos contenidos en la historia clínica”.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, nº 1510/2010 (Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 1), de 22 de diciembre de 2010.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com