Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 24 de octubre de 2011   |  Número 19
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
Sentencia del Juzgado de 1ª Instancia nº 9 de Alicante, de 22 de julio de 2011
La decisión en la realización de una radiografía corresponde al facultativo en atención a la exploración y sintomatología

El Juzgado de 1ª Instancia nº 9 de Alicante ha 58 de Madrid ha desestimado la Demanda interpuesta por una paciente contra un facultativo y una Clínica en solicitud de 27.385 euros en concepto de indemnización por los daños sufridos en el tratamiento de una fractura de escafoides.

El paciente, menor de edad, acudió al Servicio de Urgencias aquejado de una dolencia en la muñeca derecha producida mientras jugaba al fútbol en la posición de portero.

La parte demandante sostuvo en su demanda que en el Servicio de Urgencias el menor fue examinado por el facultativo demandado, emitiéndose el diagnóstico de esguince de muñeca sin realizar ninguna otra prueba médica, como una simple radiografía, que descartara una lesión mayor, por lo que el menor sufrió una pseudoartrosis y una posterior intervención quirúrgica.

Por las representaciones codemandadas se contestó a la Demanda interpuesta alegando que el facultativo cumplió sobradamente con los protocolos habituales explorando al paciente, instaurando tratamiento inicial propio del Servicio de Urgencias (inmovilización y analgesia), remitiendo al paciente al traumatólogo para valoración y control de la evolución. Entienden además que con la presunción diagnóstica de esguince de muñeca, no se solicitó la realización de radiografía en el momento de la Urgencia y esto fue porque la radiografía no sirve para el diagnóstico de esguinces, y dada la escasa entidad de la fractura no se habría visualizado el traumatismo causante de la lesión.

De la prueba practicada en el acto del Juicio, en especial de las periciales deponentes, quedó acreditado que de la Hoja de Urgencias el paciente no presentaba pérdida importante de la movilidad, ni deformación evidente ni alteraciones vasculares o neurológicas, por lo que el tratamiento que debe prescribirse en estos casos es inmovilizar la zona lesionada, administrar tratamiento analgésico y remitir al paciente al Servicio de Traumatología.

Por lo anterior el Juzgador ha concluido que, puesto que en la Hoja de Urgencias se emite un diagnóstico de presunción, remitiendo al paciente a control posterior por Traumatólogo, indicación ésta que no realizó la madre del menor, puesto que fue ella misma quien se encargó de retirar el tensoplast a su hijo, no existe responsabilidad imputable alguna al facultativo ni a la clínica demandada.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com