Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 22 de octubre de 2012   |  Número 34
Acceda a nuestra hemeroteca
ACTUALIDAD
FORO SANIDAD Y DERECHO
“La deformación de la libre autonomía del individuo ha afectado al consentimiento informado”
La abogada Ana Berrocal señala que el médico está determinado por la vecindad civil del paciente

Ricardo Martínez Platel / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Abogados y médicos han abordado el daño moral por falta o defectos de consentimiento informado, en una jornada organizada en el Hospital La Paz, dentro del marco del Foro de Sanidad y Derecho. La importancia del consentimiento informado se vislumbra al haber sido plasmado en el Convenio de Oviedo para la protección de los derechos humanos y la dignidad del ser humano, con respecto a la aplicación de la Medicina y de la Biología.

Ana Berrocal, profesora de Derecho Civil de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid.

Así, queda establecido que es un derecho del paciente conocer los riesgos y las consecuencias de una intervención quirúrgica. El documento debe comprender los posibles riesgos conocidos que puedan derivar de la intervención, complicaciones y posibles secuelas. La Ley 41/2002, de 14 de noviembre, comporta la asunción por parte de los poderes públicos del principio bioético de la autonomía, lo que constituye un avance decisivo en la conformación del sistema normativo sanitario español. Una de las consecuencias más inmediatas de este planteamiento es el reconocimiento informado del paciente, que, si bien ya había sido reconocido en la Ley General de Sanidad de 1986.

Ana Berrocal, profesora de Derecho Civil de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid, considera que "se ha deformado la libre autonomía del individuo, y por tanto el consentimiento informado".  En el ámbito de la Medicina, con el citado Convenio de Oviedo, se empezó a abordar la autonomía para decidir y a partir de ello se introdujo el término consentimiento informado". Esta figura se vio reforzada con la ley 41/2002, "una ley básica que permite legislar a las autonomías y dependiendo del lugar donde uno se encuentre, además de las leyes del Estado, están las leyes de las comunidades autónomas, "lo que genera una inseguridad tremenda tanto para médicos, como para juristas".

La abogada ha explicado que la capacidad de la persona en España se determinada por la nacionalidad y por la vecindad civil, lo que significa que si un enfermo llega de otra comunidad autónoma, se rige por el código civil de su región, por lo que "no es lo mismo el consentimiento que puede dar un menor catalán, aragonés o madrileño".

 

 


 
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com