Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 22 de octubre de 2012   |  Número 34
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, Valladolid - Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 3ª- de 27 de Julio de 2012
La excesiva agresividad en la práctica de un legrado conllevó amenorrea y esterilización en una paciente

La Sección 3ª de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia ha estimado parcialmente el Recurso interpuesto por una paciente, y ha condenado a la Administración al pago de 45.000.-€ en concepto de indemnización.

La paciente de 31 años de edad, dio a luz un recién nacido el 11 de febrero de 2005 con motivo de un parto con raquianestesia epidural que resultó eutócico. Tras ello obtuvo el alta hospitalaria el día 13 sin tratamiento, recomendando control ginecológico a partir de los 40 días.

El día 23 de febrero de 2005 presentó sangrado vaginal, siendo ingresada por metrorragia puerperal. A la exploración se objetivó un abdomen blando y depresible, informando la ecografía de "restos endometriales abundantes" que fue interpretado como "restos placentarios”, realizándose ese mismo día legrado evacuador y extrayéndose restos intracavitarios que fueron enviados a anatomía patológica, cediendo el cuadro de metrorragia. El informe anatomopatológico mostró la existencia de miometrio con áreas hemorrágicas y con infiltrado inflamatorio polimorfo estromal perivascular, abundante fibrina con hematíes polinucleares y pequeño fragmento de mucosa endometrial con cambios inflamatorios, siendo el diagnóstico final de "Miometrio y Endometrio con cambios inflamatorios agudos inespecíficos". En ecografía de control se detectaron restos deciduo-coriales de 15 x 19 mm para lo que se pautó tratamiento con Methergyn gotas, siendo dada de alta hospitalaria el día 25 de febrero.

El día 2 de marzo se realizó nueva ecografía donde no se detectaron restos. Seguía amenorrea por lo que se le prescribió distintos tratamientos, ninguno de ellos efectivo. En los sucesivos seguimientos en consulta se constata que como la paciente persistía sin menstruaciones se solicitó ecografía y analítica hormonal, siendo ambos compatibles con normalidad, proponiendo tratamiento hormonal con Progyluton.

En fecha 9 de noviembre de 2006 la paciente acudió a un centro Privado, donde la Histeroscopia diagnósticó: “permite la penetración del histeroscopio, pero no puede visualizarse la cavidad uterina. Se sospecha en esta exploración un Síndrome de Asherman”.

El día 4 de diciembre de 2006 acudió a consulta externa del Servicio de Ginecología, persistiendo la ausencia de regla, por lo que se realizó una histeroscopia que informó: “accediéndose al interior del útero ("paso normal"), que informa de endometrio atrófico, descartando la existencia de un síndrome de Asherman " al no observarse adherencias ni sinequias”.

A pesar de los tratamientos a que fue sometida la paciente sigue sin menstruar, presentando todos los meses las modificaciones fisiológicas inherentes al ciclo ovárico hormonal pero sin menstruación.

La Sala, tras la prueba practicada, ha entendido que el legrado fue realizado con una agresión sobre la pared uterina excesiva e innecesaria -además de incompleta- pues según el informe de anatomía patológica, el endometrio fue arrancado, lo que se explica sólo por la utilización de una legra inadecuada (cortante, no roma) o por una presión excesiva sobre la pared uterina o por ambas causas a la vez, no siendo de extrañar que tras la incorrecta realización del legrado uterino apareciese una hemorragia importante dado que se había dañado profundamente la pared uterina y se habían dejado los restos dentro.

Ello le ha causado la amenorrea y esterilidad que padece la actora, tesis que esta Sala acepta, pues no se ha podido desvirtuar el hecho de que en un legrado "normal" no aparece ni endometrio ni miometrio.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2014 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com