Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 16 de mayo de 2011   |  Número 10
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
3 de marzo de 2011
La falta de consentimiento informado en una intervención quirúrgica constituye el incumplimiento de la lex artis
Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Contencioso Administrativo, (Sección 4ª)

La Sección 4ª de la Sala Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha declarado nula la sentencia emitida con anterioridad por el Tribunal Superior de Justicia que desestimaba el recurso contencioso adminsitrativo, acordando en contraposición, la condena de la Administración al pago de 60.070,40.-€ en concepto de indemnización a una paciente.

La paciente, tras casi 9 meses en lista de espera, en fecha 27 de junio de 2002 fue sometida a una intervención de laminectomía bilateral lumbar como consecuencia de los síntomas que le ocasionaba la estenosis del canal lumbar que padecía.

Dos días más tarde, el 29 de abril, se le practicó una RNM lumbosacra que evidenció una colección epidural a nivel de laminectomía previa, compatible con hematoma post-quirúrgico, por lo que ese mismo día se llevó a cabo una intervención de urgencias.

Tras el alta, tuvo que acudir a urgencias en numerosas ocasiones por dolor de espalda, caídas provocadas por parálisis de la musculatura de las piernas, por dolor anal, incontinencia vesical y rectal.

El 19 de julio de 2003, sufrió una caída en la que se fracturó la cadera izquierda, teniendo que proceder a implantarle una prótesis de cadera, que le causó axonotmesis total del nervio ciático común izquierdo en el transcurso de la intervención.

A través de la valoración conjunta de las pruebas aportadas, el Alto Tribunal entiende que no puede hablarse de mala praxis en la actuación de los facultativos que intervinieron en la primera de las intervenciones, puesto que tanto con carácter previo como posterior, se realizaron todas las pruebas médicas pertinentes para esclarecer una posible situación de hemorragia, tras el hallazgo de la cual, se procedió de nuevo a intervenir para paliar dicha afección, y por tanto las secuelas de ahí derivadas no ostentan carácter de indemnizables.

Distinta valoración realiza el Alto Tribunal en relación a la segunda operación relativa a la implantación de una prótesis de cadera. El Supremo si observa la omisión por parte de los facultativos del deber de un consentimiento informado por parte de la intervenida sobre cual es la cirugía a realizar, sus riesgos y posibles consecuencias. El mero hecho de omisión de este deber legalmente establecido ya constituye ad hoc la vulneración de la lex artis, y por tanto, la observancia de un anormal funcionamiento de la Administración, siempre que constase un resultado lesivo, como lo confirma el Tribunal en este caso.

Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Contencioso Administrativo, (Sección 4ª), de 23 de marzo de 2011.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com