Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 02 de abril de 2012   |  Número 30
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
Sentencia del TSJ de Castilla y León, de 16 de enero de 2012
La importancia de la fecha de determinación de las secuelas sobre la prescripción del derecho a reclamar

La Sección 3ª de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, ha desestimado el Recurso interpuesto por un paciente que pretendía que se declarase haber lugar a la responsabilidad patrimonial de la Administración y se acordase el pago de la indemnización al recurrente de 206.113,91.-€, en concepto de indemnización por el anormal funcionamiento del servicio sanitario, consistente en la mala praxis de la Mutua demandada en el tratamiento prestado al paciente tras un accidente laboral.

El día 10 de diciembre de 2002 el reclamante se encontraba en su centro de trabajo serrando un tablón cuando éste salió despedido, clavándosele en la pierna y sufriendo contusiones en su cadera derecha, hemitórax y mano derecha. La asistencia de urgencias le fue dispensada por el Hospital Público de la localidad, que consistió en limpieza y sutura de la herida, con drenaje. Entonces presentaba su arteria femoral normal, no tenía afectaciones vasculonerviosas.

Desde este día fue remitido a control por su médico de cabecera, en este caso por los servicios médicos de la Mutua demandada, en virtud del contrato concertado por ésta y su empleadora. Fue dado de alta el 3 de febrero de 2003. Se le prescribió en el centro hospitalario una radiografía de tórax que no se le realizó. Tal hecho fue comunicado a los servicios médicos de la mutua, quienes prescribieron la realización de una resonancia magnética. Ante la falta de mejoría del paciente se detecta, al tacto, un primer cuerpo extraño cuya extracción precisó de intervención quirúrgica el 27 de mayo de 2003. Se trataba de un trozo de madera de 7 cm de largo por 4 de ancho. Como quiera que siguiera con una mala evolución, se le realizó otra resonancia magnética, detectándose un segundo cuerpo extraño, de unos 2 cm, cuya extracción necesitó de nueva intervención quirúrgica el 12 de septiembre de 2003. Ya en febrero de 2004 se le realizó otra resonancia magnética necesitando ser reintervenido el 13 de febrero de 2004, extrayéndose dos granulomas por cuerpo extraño.

Su situación residual consistía en una artropatía postraumática coxofemoral derecha, con limitación de la movilidad de la cadera derecha y menos del 50%, flexión desintegrados, extensión 20°, abducción 40º, rotación interna 20° y rotación externa 30°. Pudiendo deambular de forma independiente, pero con dolor, que también aparece en supuestos de bipedestación prolongada.

De la prueba practicada en autos, consistente, esencialmente en la documental derivada del expediente administrativo, la documental aportada por las partes, las pruebas testificales y periciales, cabía entender acreditado que podía existir una mala praxis en la aparición progresiva de restos de madera en el cuerpo del paciente, que no fueron detectados desde un primer momento asistencial. No obstante, la parte actora planteó la litis con diversas lagunas argumentativas y probatorias que complicaban el resultado del recurso.

Sin embargo, la Sala, estimando el alegato formulado por el Abogado del Estado, consideró que el derecho a reclamar del paciente había prescrito cuando formuló su recurso. Ello es así habida cuenta, con fecha 9 de Agosto de 2004, el Equipo de Valoración de Incapacidades del INSS diagnosticó las secuelas que en la actualidad presenta el paciente, por lo que debe considerarse dicho día el del inicio del cómputo del plazo prescriptivo. Y como quiera que el actor presentó su reclamación previa el día 13 de Junio de 2006, había transcurrido con creces el plazo de prescripción anual. Por lo que desestimó su recurso en base a la prescripción de su derecho a reclamar.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com