Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 22 de octubre de 2012   |  Número 34
Acceda a nuestra hemeroteca
XIX CONGRESO NACIONAL DE DERECHO SANITARIO
EVOLUCIÓN DEL DERECHO SANITARIO EN EL BICENTENARIO DEL TRIBUNAL SUPREMO
“La información ofrecida en la medicina satisfactiva debe ser mucho más escrupulosa”
El magistrado Juan Antonio Xiol ha explicado que se debe detallar incluso los riesgos menos frecuentes

Ricardo Martínez Platel / Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
El análisis de la evolución del Derecho Sanitario en el  bicentenario del Tribunal Supremo ha reunido en el congreso que organiza la asociación que preside Ricardo de Lorenzo a cuatro magistrados que han analizado el avance de esta rama, haciendo especial hincapié en los últimos años. La mesa, moderada por Raquel Murillo Solís, subdirectora general y directora de Responsabilidad Civil de AMA, ha contado con el presidente de la Sala 1ª del Tribunal Supremo, Juan Antonio Xiol, que ha explicado como en los años noventa la actitud jurisprudencial iba encaminada a la objetivación médica. Sin embargo, desde 2005 se produjo una matización que empezó a exigir culpa o negligencia para que se condenara y obligase al pago de una indemnización.

Luis Gil, expresidente de la Sala 4ª del Tribunal Supremo; Raquel Murillo Solís, subdirectora general y directora de Responsabilidad Civil de AMA; Juan Antonio Xiol, presidente de la Sala 1ª; Ricardo Enríquez, magistrado de la Sala 3ª; y Antonio del Moral, magistrado de la Sala 2ª.

Así, el daño desproporcionado dejó de ser un criterio de imputación, y se recuperó la responsabilidad subjetiva. De esta manera, el error de diagnóstico de una patología no supone una infracción de la lex artis, ya que el tribunal se fija si se han realizado las pruebas adecuadas y necesarias.

Juan Antonio Xiol ha aclarado que con la medicina satisfactiva (en la que se incluyen las intervenciones de cirugía estética) no hay diferenciación según la doctrina en cuestiones de responsabilidad, si no se garantizan los resultados, ya que en ocasiones se aproxima a la medicina curativa. La distinción es a efectos de consentimiento informado, ya que en la  primera, la información debe ser mucho más escrupulosa, llegando a detallar incluso los riesgos poco probables o infrecuentes. El magistrado ha recordado que no basta con cumplir la lex artis, ya que la jurisprudencia obliga a hacerlo con diligencia.

Antonio del Moral, magistrado de la Sala 2ª del Tribunal Supremo, ha afirmado que la jurisprudencia de su sala en los últimos 35 años referida al Derecho Sanitario es obsoleta y "no aporta nada". El legislador ha reformado las leyes en numerosas ocasiones lo que ha provocado que la jurisprudencia existente sea escasa. Del Moral considera que "hace falta una casación en la que lleguen nuevos asuntos y más materias".

Por su parte, Ricardo Enríquez, magistrado de la Sala 3ª del Tribunal Supremo, ha comentado que el legislador para descargar al Supremo ha limitado la posibilidad de llegar a casación y ha elevado la cuantía a 600.000 euros y ha apuntado que no hay criterios de unificación entre las distintas salas. Enríquez ha subrayado la evolución en cuanto a las indemnizaciones por responsabilidad por el nacimiento de hijos no deseados tras vasectomías o ligadura de trompas. La jurisprudencia destaca que el nacimiento de un hijo no es un daño, pero si hay indemnización por someter al individuo a un proyecto de vida que no había elegido. Para finalizar, el expresidente de la Sala 4ª del Tribunal Supremo, Luis Gil ha expuesto que la relación de su sala con el Derecho Sanitario en la mayoría de los casos se ciñe  a exigencias de materias propias de la Seguridad Social y del personal médico, a raíz de varias normas de los años setenta.
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com