Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 21 de marzo de 2011   |  Número 6
Acceda a nuestra hemeroteca
ÉTICA Y DEONTOLOGÍA
a su juicio, "no merecen ningún reproche ético"
La Comisión Deontológica de la OMC apoya el catálogo gallego
Asegura que estas iniciativas no deterioran la asistencia y optimizan el gasto farmacéutico

Redacción. Madrid
La Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial (OMC) ha emitido una serie de consideraciones en las que asegura que las restricciones que algunas comunidades autónomas, como Galicia, están imponiendo a los médicos con respecto al número de medicamentos financiados que pueden recetar de cada principio activo o grupo farmacológico son "actos de responsabilidad administrativa muy necesarios" que, a su juicio, "no merecen ningún reproche ético".

Marcos Gómez Sancho, presidente de la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial (OMC), y Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la OMC.

El órgano que preside Marcos Gómez Sancho ha analizado algunas de estas iniciativas, como el catálogo priorizado de medicamentos aprobado por la Xunta de Galicia, y concluye que "no hay nada que objetar" desde el punto de vista deontológico, entendiendo que los medicamentos que se puedan intercambiar o sustituir tienen similar eficacia, seguridad y calidad entre sí.

De hecho, esta Comisión asegura que "esto ya se viene haciendo desde hace años en los hospitales públicos mediante políticas locales de compras en farmacia y/o protocolos de intercambio terapéutico".

"Este tipo de iniciativas no deterioran la calidad de la asistencia muy al contrario pueden generar, mediante la optimización del gasto farmacéutico, un ahorro económico que debería permitir atender otras necesidades asistenciales", explica. Además, reconoce que "tampoco supone una vulneración de la libertad de prescripción del médico y mucho menos un riesgo para la seguridad de los pacientes", remarcando no obstante que estos posicionamientos "no deben interpretarse por ningún interés de parte en cualquier conflicto competencial".

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com