Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Martes, 11 de enero de 2011   |  Número 1
Acceda a nuestra hemeroteca

sentencias comentadas
de fecha 6 de Octubre de 2010
La otitis colesteatomatosa es un tipo de otitis especialmente grave
Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, de fecha 6 de Octubre de 2010, ha desestimado el recurso interpuesto por una paciente contra la Administración, como consecuencia de las secuelas sufridas tras una intervención quirúrgica, confirmando la resolución dictada por la Consejería de Sanidad, desestimatoria de la indemnización solicitada.

La paciente fue diagnosticada de colesteatoma en el año 1.999, por lo que se le propuso, como único tratamiento válido, la cirugía, con objeto de eliminarlo y solucionar las infecciones que generaba en el oído.

Así pues, en Enero del año 2.000, la paciente fue intervenida de su patología en un hospital de titularidad pública. Tras esta primera operación, el oído continuó con otorreas más o menos intermitentes, por lo que se le propuso a la paciente someterse a una segunda intervención, que se efectuó en el año 2.004 con la doble intención de revisar la cavidad para asegurar que el colesteatoma no se había reproducido y para intentar mejorar la audición.

Durante esta segunda intervención surgieron dos complicaciones consistentes en una fuerte paresia facial y un cuadro vertiginoso.
De la prueba practicada durante el procedimiento quedó acreditada la existencia del consentimiento informado rubricado por la paciente, donde se le explicaban los riesgos típicos de la intervención. Habiendo tenido muy en cuenta el tribunal enjuiciador los diversos informes periciales aportados por los litigantes, coincidentes todos ellos en sus conclusiones.

La Sala otorgó un fuerte valor probatorio al dictamen pericial elaborado por un miembro de la Real Academia Nacional de Medicina y Catedrático de Otorrinolaringología. Dicho informe destaca entre sus consideraciones que la otitis colesteatomatosa, del que fue intervenida la paciente en el año 2.000, es una otitis especialmente grave en cuanto puede provocar complicaciones endocraneales graves.

Asimismo, indica el Sr. Perito respecto de las complicaciones surgidas durante la segunda intervención, practicada en el año 2.004, que la paresia facial es un riesgo posible en un 12% de las intervenciones quirúrgicas de revisión, dado que en este caso el nervio facial se encontraba dentro del tejido inflamatorio, fibroso o de cicatrización, que hacía particularmente delicado su manejo, que era, por otra parte, imprescindible, habiendo calificado el manejo del nervio no solo como correcto, sino brillante, ya que pudo ser preservada la indemnidad anatómica del mismo, como atestigua la posterior recuperación funcional del paciente.

En cuanto a la segunda complicación, esto es, el cuadro vertiginoso, manifiesta el Sr. Perito que es una complicación documentada, pero que no puede establecerse relación causal entre ésta y la cirugía.

Concluye la Sala exponiendo que no se cumplen los requisitos de los que se puede derivar responsabilidad de la Administración, por cuanto el daño alegado por la paciente no es antijurídico, el diagnóstico de la patología fue el correcto, así como el tratamiento quirúrgico y las complicaciones aparecidas o bien son inherentes al tipo de intervención efectuada o bien no guardan relación de causalidad con la cirugía empleada, por lo que no procede conceder indemnización alguna a la paciente.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, Sala de lo Contencioso-Administrativo, (Sección 1ª), de fecha 6 de Octubre de 2010.

 

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com