Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 03 de diciembre de 2012   |  Número 37
Acceda a nuestra hemeroteca
ACTUALIDAD
ASTRAZENECA ORGANIZA UNA PONENCIA SOBRE RESPONSABILIDADES DEL MIR
La supervisión del residente es un derecho
Según Alfredo Calcedo, siempre debe haber un especialista disponible por si surgen complicaciones

Hiedra García Sampedro. Madrid
La situación de recortes que están viviendo los centros sanitarios está haciendo saltar  las alarmas de algunos servicios hospitalarios cuyos médicos internos residentes se ven obligados a cubrir puestos de especialistas sin supervisión. AstraZeneca ha organizado una ponencia pronunciada por Alfredo Calcedo, profesor titular de Psiquiatría en el Hospital Gregorio Marañón y director del Máster en Psiquiatría Legal de la Universidad Complutense de Madrid. En este marco se ha analizado jurídicamente la figura del MIR, sus responsabilidades y límites profesionales.

Alfredo Calcedo.

Durante esta actividad se repasó el marco de relaciones laborales que tienen los residentes con los hospitales o centros donde realicen su especialidad, también los requisitos que deben cumplir y la definición de tareas que pueden desempeñar según su experiencia. Según ha comentado Alfredo Calcedo a Redacción Médica, “la supervisión del MIR es un derecho”, es decir, cualquier residente tiene derecho a que haya un médico especialista disponible al que puedan acudir y que se responsabilice de la actuación a la que se enfrenta en ese momento.

En el caso de las guardias, muchos MIR se encuentran solos durante la guardia de su especialidad, sin embargo, un adjunto debe estar siempre localizado, y es obligatorio que acuda y ayude al residente ante cualquier duda del médico en formación que se encuentre desbordado.

Calcedo señala que la prioridad absoluta del residente es la formación. Por esta razón, no pueden prácticamente realizar ninguna actividad sin estar supervisados. Según la opinión de Calcedo, las altas médicas deberían estar firmadas por especialista y médico residente, aunque este se encuentre en los últimos años de su formación.

También se plantearon en esta actividad cuestiones por parte lo médicos veteranos que querían conocer cuánta libertad podrían dar al residente. En este sentido, se analizó si en las especialidades quirúrgicas, los MIR podrían intervenir solos. La respuesta es no, ya que siempre tiene que haber supervisión o alguien disponible por si surge una complicación.

Finalmente, se revisaron sentencias concretas que condenaban a médicos residentes por haber actuado de forma autónoma y sin pedir supervisión.

 

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com