Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 08 de octubre de 2012   |  Número 33
Acceda a nuestra hemeroteca
TRIBUNALES
DOCTRINA DEL TRIBUNAL SUPREMO
Las indemnizaciones por inexistencia o insuficiencia de CI fluctúan entre los 30.000 y 60.000 euros
La cuantificación es una cuestión que corresponde fijar al tribunal de instancia

Ricardo Martínez Platel. Madrid
La Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo ha desestimado un recurso de casación de la familia de un paciente, contra un fallo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana que reconoció su derecho a ser indemnizado con 30.000 euros, por una infracción de la lex artis al iniciar un tratamiento de quimioterapia a pesar de la inexistencia del documento de consentimiento informado.

Tribunal Supremo.

Existió una lesión antijurídica de la que se deriva la responsabilidad de la administración, teniendo en cuenta los dos incumplimientos de distinta índole imputables, como fue la propia decisión asistencial de iniciar el tratamiento de quimioterapia, pese a la infección que en la herida quirúrgica presentaba el paciente, que por circunstancias era desaconsejable y determinó su fallecimiento y en segundo lugar, la ausencia de consentimiento informado para la aplicación de la quimioterapia que hubiera permitido al paciente conocer los riesgos y adoptar otras decisiones asistenciales.

El alto tribunal apunta que respecto al consentimiento informado en el ámbito de la sanidad se pone cada vez con mayor énfasis la importancia de los formularios específicos, puesto que solo mediante un protocolo, amplio y comprensible de las distintas alternativas puede garantizarse que se cumpla su finalidad. La sentencia entiende que la mala praxis se ha producido por la falta de CI y por aplicación indebida del tratamiento, determinando una indemnización para los reclamantes de 30.000 euros. La cuantificación de la indemnización es una cuestión de hecho que corresponde fijar al tribunal de instancia. En supuestos de inexistencia o insuficiencia de consentimiento informado las indemnizaciones fluctúan entre los 30.000 y 60.000 euros, en función de las circunstancias del caso concreto.
 
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

┬ę 2004 - 2017 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com