Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 19 de noviembre de 2012   |  Número 36
Acceda a nuestra hemeroteca
TRIBUNALES
EL PERIODO ES DE UN AÑO
Las resoluciones de minusvalía no interrumpen el plazo transcurrido de una reclamación de responsabilidad patrimonial
El carácter irreversible de las secuelas del bebé quedó fijado a los seis meses

Ricardo Martínez Platel. Madrid
La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha desestimado un recurso de casación de la madre un bebé, que sufrió un error de diagnóstico prenatal de la infección congénita de toxoplasmosis, porque no cabe otorgar eficacia interruptiva o invalidante del periodo transcurrido el hecho de que  organismos públicos administrativos reconozcan coeficientes de incapacidad, salvo que en las resoluciones se recoja por primera vez los efectos del quebranto.

A la mujer se le realizó la analítica del primer trimestre y le indicaron que debía acudir al Servicio de Ginecología para que valoraran los mismos, al entender que eran compatibles con un diagnóstico de infección actual de toxoplamosis. Sin embargo, la especialista aseguró que la médico de Atención Primaria había interpretado erróneamente los resultados de la serología y que no había riesgo de infección fetal.

Al nacer el bebé fue diagnosticado de encefalopatía severa secundaria de toxoplasmosis congénita y síndrome de West secundario, con ceguera total. La familia entiende que se encuentran ante daños continuados por lo que no puede estimarse estabilizados, ni conocidos,  en las fechas posteriores al nacimiento.  Por el contrario, la Sala cree que el carácter irreversible de las secuelas del bebé quedó fijado a los seis meses. Así, expone el texto judicial que existían datos suficientemente explícitos para que se pudiera iniciar la acción de reclamación por la causación de lo que se considere daño antijurídico, sin que deba precisarse con total concreción cada una de las limitaciones que previsiblemente va a sufrir la menor.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com