Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 26 de septiembre de 2011   |  Número 17
Acceda a nuestra hemeroteca
ÉTICA Y DEONTOLOGÍA
ENRIQUE BRAVO, PRESIDENTE DEL COMITÉ DE ÉTICA ASISTENCIAL EPES 061
“Los comités de ética tendrán más peso a medida que crezca la sensibilidad social”
La Consejería andaluza de Salud acredita el Comité de Ética Asistencial de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061

Ricardo Martínez Platel. Madrid
El Comité de Ética Asistencial de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 ha sido acreditado por la Consejería andaluza de Salud como órgano de deliberación para el asesoramiento de pacientes, usuarios, profesionales de la sanidad y equipos directivos de sus centros, en la prevención o resolución de los conflictos éticos que pudieran generarse en el proceso de atención sanitaria en situaciones de emergencias.

Enrique Bravo, presidente del Comité de Ética Asistencial EPES 061.

Enrique Bravo, subdirector de desarrollo de personas de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias y presidente del comité de ética asistencial ha respondido a las cuestiones planteadas por Publicación de Derecho Sanitario.

¿Cómo funciona este órgano?
Es un órgano multidisciplinar, compuesto por personal sanitario y no sanitario, con diferentes formaciones. Conforme a la ley, tenemos un número de reuniones anuales, normalmente cada dos meses y recibimos solicitudes de asesoramiento por parte de pacientes, profesionales y directivos. El resultado de nuestro trabajo es una recomendación de carácter no vinculante que es comunicada a la persona que inicia el procedimiento. Cuando un aspecto de carácter ético es frecuente, elaboramos recomendaciones que son puestas en conocimiento de los profesionales. Según la propia normativa que regula esta cuestión, nuestro objetivo se dirige hacia un fomento de la calidad, de la asistencia y sobre todo, de los derechos de los pacientes.

¿Al tratarse de un servicio de emergencias, algunas resoluciones requieren un carácter urgente?
La naturaleza de nuestra actividad que se resuelve en cuestión de minutos, no permite la intervención del comité antes de la toma de decisiones. En esto sí somos diferentes a otros órganos hospitalarios, donde puede haber tiempo suficiente para que la intervención se produzca antes de la toma de decisiones. Nosotros trabajamos sobre recomendaciones para hechos concretos que se suelen repetir y que terminan incorporados a los protocolos que los profesionales sanitarios conocen.

¿Qué tipo de casos reciben?
Trabajamos sobre un código ético. Tocamos asuntos como protocolos de cribados telefónicos, que son procesos automatizados de asignación de recursos, además de asignación de equipos de emergencia a pacientes pluripatológicos o terminales, la cuestión del consentimiento informado en la asignación de recursos sanitarios, las voluntades vitales anticipadas, que son asuntos comunes a cualquier comité de ética asistencia, pero que por la naturaleza de la actividad suelen revertirse de caracteres muy específicos.

¿Dentro del comité hay participación ciudadana?
Sí, hay una persona no vinculada jurídicamente a la empresa, que tampoco es personal sanitario y que participa en el comité. Es invitada a las actividades de formación y por supuesto, a las reuniones que celebra el comité.

¿Cómo valora la proliferación de comités de ética que se ha producido en los últimos años?
Esto responde a una necesidad social. Existe una sensibilidad por parte de la sociedad, que expresa la importancia de que las decisiones clínicas respecto a su salud sean respetadas. Por otra parte, responde también a un avance de la ciencia y cubre aspectos que antes estaban excluidos de la consideración médica. La sensibilización social y el progreso han propiciado que las cuestiones éticas sobre los pacientes y sobre la viabilidad del sistema sanitario sean cada vez sean más importantes. Algunos de estos aspectos requieren formación y una deliberación detenida.

Algunos detractores acusan a estos comités de no tener un peso demasiado relevante.
Como dice la propia normativa, los comités de ética asistencial son órganos consultivos. En algunos casos, ni siquiera su concurso es obligatorio. Se trata de una posibilidad que se ofrece a los profesionales, a los directivos y a los ciudadanos para que atiendan sus asuntos. Como carácter consultivo que tiene, no desplaza la responsabilidad de quien realmente tiene la última palabra, que suelen ser los facultativos. Probablemente tendrán más peso en el futuro, a medida que se incremente su actividad y calidad de sus actuaciones, así como la sensibilidad social sobre estas cuestiones.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com