Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 18 de abril de 2011   |  Número 8
Acceda a nuestra hemeroteca
EN PORTADA
Mariano Benac Urroz, asesor jurídico del Colegio de Médicos de Navarra
“La deontología o el consentimiento de los menores se deberían regular con una normativa uniforme”
El letrado considera que, pese a que el Estado lo intenta, es difícil entrar en las competencias de las comunidades autónomas

Ricardo Martínez Platel. Madrid
El asesor jurídico del Colegio de Médicos de Navarra tiene que lidiar a menudo con el hecho de que la normativa foral sea distinta a la del resto de España. Cuenta con una dilatada experiencia en el ámbito del Derecho Sanitario y en su familia hay varias generaciones que se han dedicado a este ámbito.

Mariano Benac Urroz.

¿Cuántos años lleva su familia relacionada con el Derecho Sanitario?
No sabría decirle cuanto tiempo con exactitud, pero por lo menos 40 años. Nuestra relación con el Derecho Sanitario viene porque tenemos un despacho familiar y mi padre era abogado del Colegio de Médicos de Navarra. Además mi hijo está en tercero de carrera y me gustaría que continuase la saga.

¿Cómo se vinculó a la Asociación Española de Derecho Sanitario?
Empezamos a tener relación los abogados de los colegios de médicos de la zona, entre ellos Alfonso Atela, Josu Garay y Carlos Pellejero y decidimos incluirnos en ella. Pasamos de ejercer de una manera un tanto asilada a compartir conocimientos entre ese grupo de letrados y con la Asociación también. Actualmente colaboro con Alfonso Atela en los programas de los congresos.

¿Cómo valora la actividad que ha desarrollado la Asociación a lo largo de estos años?
Muy positivamente. Antes había poca gente que se dedicase a este ámbito, ahora ya hay más. Sobre todo son muy importantes los congresos para poner en común experiencias y sentencias del ámbito del Derecho Sanitario.

Algunos colegios que no son de los más grandes obligan a saber mucho de todo.
Sí. Nosotros tenemos alrededor de 3.000 colegiados. Un compañero lleva lo que estrictamente penal, pero del resto tenemos que aconsejar sobre todos los temas. Lo que es profesional sanitario, como lo que no lo es. Porque en ocasiones los médicos llegan con problemas que no son sólo profesionales.

¿Cómo les influye el hecho de que la normativa foral sea distinta al resto de España?
Tiene un plus de complicación, porque a veces el médico llega con el recorte de un periódico con alguna sentencia relacionada con su caso y hay que advertirle que la normativa es diferente y valorar si en Navarra es aplicable. Cuando nos beneficia la normativa estatal decimos que debería aplicarse y cuando nos perjudica, al revés.

¿Les obliga a innovar?
Sí. Lo que dice el Tribunal Constitucional es que la normativa estatal se vincula a Navarra en lo básico esencial. No en lo básico, que es lo que ocurre con cualquier otra comunidad. El problema es que no está definido qué es lo básico esencial. En ese ámbito nos movemos. Cuando no está definido y nos interesa que se aplique decimos que es básico esencial y cuando la normativa de Navarra es más beneficiosa, decimos que no debería aplicarse la del Estado.

En la actualidad, ¿el Derecho Sanitario vive un periodo más reflexivo?
Sí. Todas las cuestiones del consentimiento, de la información irrumpieron como algo desconocido y ha sido objeto de mucha regulación y de mucha jurisprudencia y doctrina. Esos conceptos se han ido aclarando. Pero siempre hay lugar a reclamaciones, en el caso de las libranzas, de las guardias… siempre hay motivos. Pero en todo lo que hemos comentado anteriormente está más estabilizado que en los años ochenta y noventa.

¿Por dónde cree que pasa el futuro del Derecho Sanitario?
A mí parece muy bien el derecho a las autonomías, pero en temas relativos a la deontología o el consentimiento de los menores, creo que debería regularse con una normativa uniforme. El Estado lo intenta, pero no siempre lo consigue, porque es difícil entrar en las competencias de las comunidades autónomas. Como en la carrera profesional de los médicos, por ejemplo. En cada comunidad, hay una carrera. En Navarra tenemos una particularidad tenemos una regulación peor que en el resto del país y es que el plazo para reclamar cantidades económicas a la administración se ha reducido de cuatro a un año.

¿Cómo valora la proliferación de comités de ética?
Creo que es muy importante a la hora de asesorar a los médicos. Antes tenían que lidiar solos con muchos problemas. Y también como control de que se ejerce la profesión correctamente. Seguramente deberían tener una mayor relevancia. Tratan de resolver los conflictos conforme a su código deontológico, que en ocasiones, deben ser matizados. No tienen que estar vinculados necesariamente al ámbito del Derecho, como tal. Y siempre que no tenga que ver con un asunto jurídico, veo acertado que lo resuelvan conforme a criterios éticos de medicina.

Ahora las demandas se encaminan hacia la falta de información.
Creo que en este momento se ha estancado. No apreciamos un mayor número de reclamaciones, pero las últimas condenas sí que van por ese camino.

Que los médicos se sientan amenazados, ¿provoca que se realice una medicina defensiva?
Indudablemente, aunque no quieran. En ocasiones intentan agotar todas las vías posibles y utilizan los medios que tienen a su alcance. Aunque no es bueno, porque beneficia a la medicina, pero la situación actual les induce a eso.

¿Los médicos están suficientemente protegidos ante las agresiones?
No, sobre todo en la sanidad pública, que es donde se producen. Pero el ordenamiento jurídico da tantos derechos a los ciudadanos, que al final deja un poco indefenso al colectivo médico. Ahora parece que todos tenemos derecho a todo y a la hora de precisar un servicio, crece la exigencia, pero debe haber unos límites.

¿Qué opina de la ley de muerte digan elaborada recientemente en Navarra?
Al Colegio de Médicos de Navarra se le invitó al Parlamento cuando estaba en trámite. Es muy parecida a la que se elaboró en Andalucía. Finalmente se enmendó bastante y el resultado ha sido bastante aceptable.


 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com