Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 04 de abril de 2011   |  Número 7
Acceda a nuestra hemeroteca
EN PORTADA
Pretende propiciar el encuentro adecuado entre el Derecho y la Medicina
Nace la Asociación Andaluza de Derecho Sanitario
Al acto de la firma ante notario acudió el Presidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario, Ricardo de Lorenzo y Montero

Redacción. Málaga
La Asociación Andaluza de Derecho Sanitario que agrupa a profesionales de reconocido prestigio del Derecho y la Salud de la Comunidad Andaluza, y cuyo fin primordial es favorecer mediante sus actividades, la organización, promoción, difusión y progreso de estudios e investigaciones relacionados con el Derecho Sanitario y con las Ciencias de la Salud y su protección en relación con las normas jurídicas, ha quedado constituida ante don José Andrés Navas Hidalgo, notario de Málaga. Al acto de la firma acudió el Presidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario, Ricardo de Lorenzo y Montero.

Sentados izquierda a derecha: María Jesús Alarcón, Eduardo Martín Serrano, Jose Enrique Peña, Félix Diego Barquín y Rafael Belmonte. De pie izquierda a derecha: Antonio de Torres Viguera, Manuel Illán, Diego Vera, Ricardo de Lorenzo, Antonio Diez y Jose María Mora.

La Asociación Andaluza de Derecho Sanitario pretende  propiciar el encuentro adecuado entre dos grandes humanismos, como son el Derecho y las Ciencias de la  Salud, entendida ésta última en su más amplio sentido de ciencia sanitaria o ciencia de la salud.

La importancia de la realidad contemplada especialmente en Andalucía ha servido de acicate para que algunas personas se movilicen con el propósito de estudiar tales cuestiones, tratando, como es lógico, de influir en su conformación. El punto de partida no es otro, pues, que el reconocimiento de la complejidad de la materia sobre la que se debe proyectar el esfuerzo y su pertenencia a realidades científicas diferentes. Es, en consecuencia, el reconocimiento multidisciplinario del campo acotado en el que aconseja construir la base asociativa con personas provenientes de diferentes sectores, si bien unidas por el concreto interés que suscitan las actividades del Derecho y de la Salud.

La Asociación que se pretende constituir es con el modelo de la Asociación Española de Derecho Sanitario, se vertebra alrededor del Derecho Sanitario, como expresión acuñada de una realidad que, por un lado, supera el viejo término asistemático de legislación sanitaria y, por otro, hace referencia a una disciplina hoy ya consolidada, que tiene que definir el sector acotado de su realidad (las relaciones entre los usuarios o pacientes y en nuestro caso el Sistema Andaluz de Salud y, fundamentalmente, entre aquellos y el médico, farmacéutico o los profesionales sanitarios) y los principios que la sirvan de fundamento.

La proyección de la persona jurídica es extensa y está, como es lógico, en directa relación con sus orígenes. A título de ejemplo, se pueden mencionar las cuestiones derivadas de los fenómenos constitucional y comunitario; las peculiaridades de la huelga, de sus relaciones con los ciudadanos y la salud; la cuestión de la responsabilidad de las profesiones sanitarias, que constaba, por un lado, de la configuración de los servicios sanitarios como un bien de consumo y ciertos cambios de mentalidad y, por otro, los progresos de la tecnología, la afirmación del principio de autonomía, una cierta crisis de la relación médico-paciente y la influencia de factores económicos extraños al quehacer sanitario, pero que repercuten en la toma de sus decisiones; la eutanasia y la muerte digna, como objeción de conciencia, referida exclusivamente al marco sanitario; en fin los trasplantes de órganos, la esterilización, la experimentación en seres humanos, la fecundación "in vitro", la ingeniería genética, los derechos y deberes de usuarios y pacientes, la responsabilidad de los farmacéuticos en su actuación de la cadena terapéutica, desde la actividad orientada a la administración, custodia, almacenamiento o conservación del medicamento, hasta la actividad orientada a la dispensación, formulación magistral, consulta farmacéutica, formación en uso racional del medicamento, farmacovigilancia, etc.

En su primera reunión, junto a la suscripción del ideario de la Asociación quedó elegida la primera Junta Directiva, fijándose la sede en Málaga, y quedando configurada de la siguiente forma:

Eduardo Martín Serrano (Presidente)
Antonio de Torres Viguera (Vicepresidente 1º)
José Enrique Peña Martín (Vicepresidente 2º)
Manuel Illán Gómez (Secretario General)
Félix Diego Barquín (Tesorero)
María Jesús Alarcón Vena (Vocal)
Rafael Belmonte Gómez (Vocal)
Antonio Diez Murciano (Vocal)
Jose María Mora García (Vocal)
Diego Vera Jurado (Vocal)

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com