Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 19 de noviembre de 2012   |  Número 36
Acceda a nuestra hemeroteca
ACTUALIDAD
JORNADA SOBRE DEMENCIA Y LEYES
Nadie puede ser declarado incapaz si no es por sentencia judicial
La capacidad de obrar se pierde cuando el paciente no posee autogobierno de su persona y de sus bienes

Ricardo Martínez Platel / Imagen: Adrián Conde. Madrid
“Cuando los facultativos se forman en la residencia aprenden conceptos teóricos y prácticos de la Medicina, pero tienen en déficit en temas legales”, según ha asegurado Jesús Porta-Etessam, moderador de una mesa dedicada a los aspectos jurídicos en torno a las demencias, organizada en la Clínica La Luz.

Blanca Clavijo, presidenta de la Asociación Nacional de Alzhéimer AFALcontigo.

Para Blanca Clavijo, presidenta de la Asociación Nacional de Alzhéimer AFALcontigo, el punto de partida en este ámbito es la diferenciación entre la capacidad jurídica, que es aquella que no se pierde nunca y el titular es sujeto de derechos, y la capacidad de obrar, que según el Código Civil no se tiene hasta los 18 años y se pierde cuando no se posee autogobierno de la persona y de los bienes. Clavijo ha afirmado que es difícil para los jueces determinar qué capacidad de obrar tiene el individuo, aunque éste se ve protegido por un “sistema judicial que es muy garantista”. Asimismo, ha asegurado que nadie puede ser declarado incapaz si no es por sentencia judicial y que resulta muy complicado incapacitar a una persona si realmente no se encuentra en esa situación.

La fiscal jefe de Incapacitaciones de Madrid Nuria López ha subrayado el cambio que ha habido en el panorama jurídico en los últimos años, sobre todo con la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de 2008, que se ha convertido en un punto de inflexión y referencia, y que profundiza en el principio de autonomía de la voluntad.  Por su parte, Blanca Entrena, notario de Madrid, ha comentado que su función es informar a los pacientes de las alternativas judiciales y las consecuencias de éstas y comprobar que libremente toman sus decisiones, si es que tiene la suficiente capacidad. Entrena ha recordado que cada persona puede tomar medidas preventivas para que cuando no tenga el discernimiento suficiente, se cumpla con su voluntad. 

Por último, María Ángeles Ceballos, neuróloga del Hospital Universitario 12 de Octubre, ha dibujado algunos de los escenarios posibles que se encuentran los médicos cuando la enfermedad del paciente va evolucionando y cambia el sujeto sobre el que recae la toma de decisiones, que pasa desde el propio individuo, en un estado inicial de la patología, hasta la figura del representante legal.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com