Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 17 de diciembre de 2012   |  Número 38
Acceda a nuestra hemeroteca
TRIBUNALES
LO RECOGE EL CONSENTIMIENTO INFOrMADO
No hay indemnización por error diagnóstico cuando se conocen las limitaciones de las tecnologías utilizadas
La fiabilidad de la ecografía para detectar determinadas patologías fue el factor determinante de la ausencia de detección de  una malformación durante la gestación

Ricardo Martínez Platel. Madrid
La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de casación de la madre de un niño que nació con una malformación en la pierna derecha que no fue detectada durante la gestación. La cuestión era comprobar que correcto diagnóstico de la ecografía realizada en la semana 20 del embarazo, que no consiste en la probabilidad matemática de detección, sino en la limitación inherente al medio para advertir determinadas anomalías que, como en este caso, deben calificarse de menores.

La malformación habría de hallarse presente cuando se realizó esa prueba, ya que era una malformación congénita de origen congénito. El informe de dicha ecografía reflejó que las extremidades del pequeño eran “aparentemente normales”, lo que significa que el profesional le efectuó el estudio del miembro inferior derecho que luego presentaba la malformación.

El documento de consentimiento informado que suscribió la paciente señalaba que en algunos casos la detección es forzosamente tardía, como ocurre en las displasias esqueléticas, que es la patología que sufría el feto, porque “se manifiestan en una etapa avanzada de la gestación”.  Así el inspector médico corrobora que “las malformaciones del esqueleto son difíciles de diagnosticar cuando se presentan de forma aislada y afectan a un segmento de alguno de los miembros”.

El alto tribunal concluye que la fiabilidad de la ecografía para detectar determinadas patologías es el factor determinante de la ausencia de detección durante la gestación. Esta limitación era conocida por la madre, ya que fue advertida en términos comprensibles en el documento de consentimiento informado.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com