Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 02 de abril de 2012   |  Número 30
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia nº 246/2012 (Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 3ª) de 29 de Febrero de 2012
No puede solaparse la falta de CI para una intervención con el otorgado para la anestesia

La Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha estimado parcialmente el Recurso interpuesto por los padres de un menor que alegaba una asistencia sanitaria deficiente del paciente derivada de la falta de consentimiento informado de los riesgos, complicaciones y posibles alternativas en la retirada del material de osteosíntesis y en las ulteriores intervenciones

Las lesiones sufridas por el paciente menor de edad lo fueron tras serle practicada el día 17 de marzo de 2005 una osteotomía femoral varizante y desrotadora, sintetizada mediante la colocación de una placa de Richards, que, con motivo de serle retirado el material de osteosíntesis el 29 de mayo de 2005 mediante intervención, durante la cual, surgió complicación quirúrgica consistente en fractura diafisaria del fémur izquierdo a nivel de trayecto de uno de los tornillos que sujetaban la placa de Richards, procediéndose durante la misma intervención a reducir la fractura y sintetizándola mediante la colocación de una placa de 5 orificios.

De la prueba practicada merece destacar que el perito judicial, como ya recoge la sentencia de instancia en su fundamento cuarto, declaró que la fractura del femur es una de las complicaciones típicas de la intervención a que fue sometido el menor, que definió como no frecuente y cuya incidencia situó entre el 0.8 % y el 5%. Sin embargo, resultó un hecho incontrovertido la ausencia del documento de consentimiento informado debidamente firmado por la madre como representante del menor con relación a la intervención de retirada del material de osteosíntesis, si bien la sentencia de instancia rechaza que nos encontremos por ello ante una manifestación anormal del servicio sanitario con base en dos líneas de argumentación: de un lado por estimar que a pesar de no existir el documento de consentimiento informado la madre tuvo pleno conocimiento igualmente y de otra parte en que si se obtuvo el consentimiento informado en relación a la anestesia general ligada a la intervención.

El Tribunal Superior de Galicia no comparte este argumento por considerar que no puede confundirse ni mezclarse ni solaparse el documento de consentimiento informado que debe obtenerse del paciente para realizar una intervención quirúrgica, con el requerido para la práctica de la anestesia que lleva aparejada o debe tener lugar en dicha intervención, y que responde a otros riesgos individualizados, específicos y distintos de los que soporta la intervención quirúrgica a la que sirve.

La falta del consentimiento constituye por si un supuesto de antijuridicidad, y así se concluye que, pese a que se actuó de conformidad a la lex artis y que las complicaciones surgidas en el paciente son inherentes a la propia intervención, la falta o insuficiencia de la información debida al paciente constituye en sí misma o por sí sola una infracción de la "lex artis ad hoc", que lesiona su derecho de autodeterminación al impedirle elegir con conocimiento y de acuerdo con sus propios intereses y preferencias entre las diversas opciones vitales que se le presentan, causando pues un daño moral, cuya indemnización no depende de que el acto médico en sí mismo se acomodara o dejara de acomodarse a la praxis médica, sino de la relación causal existente entre ese acto y el resultado dañoso o perjudicial que aqueja al paciente.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com