Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 24 de octubre de 2011   |  Número 19
Acceda a nuestra hemeroteca
TRIBUNALES
DEBEN APARECER descritos y valorados
No se percibe la prestación por lactancia si no se acreditan riesgos específicos
El Supremo estima un recurso de casación interpuesto por el INSS

Ricardo Martínez Platel. Madrid
La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha estimado el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), contra una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que reconocía el derecho de una pediatra que solicitó la prestación de riesgo durante la lactancia natural.

La mujer, que presta sus servicios para el Servicio Andaluz de Salud en un centro sanitario de Málaga, pidió la prestación en 2008, pero le fue denegada, ya que la declaración de riesgos de la entidad empleadora recoge que el peligro durante la lactancia natural consiste en “exposición a contaminantes biológicos, accidentes de tránsito, sobreesfuerzos y accidentes causados por seres vivos (agresiones)”.

La resolución administrativa denegatoria afirmaba que no había una identificación del riesgo específico sobre la trabajadora en situación de lactancia distinto del resto de las trabajadoras que realizan la misma actividad. Además, el Servicio Andaluz de Salud informó que no resultaba ni técnica, ni objetivamente posible el cambio de puesto de trabajo, ni la adaptación de éste para eliminar la exposición del riesgo. La pediatra presentó una demanda contra dicha resolución que fue estimada por la sentencia de instancia y confirmada por la recurrida, razonando que el riesgo existe y que en las circunstancias que se acreditan no es posible ni el cambio de puesto de trabajo, ni la adaptación del mismo. Contra este pronunciamiento recurrió el INSS.

El alto tribunal expone que la evaluación de los riesgos debe de ser específica en relación con el puesto de trabajo, debiendo alcanzar la determinación de la naturaleza, grado y duración de la exposición. El fallo del TS considera que no puede entenderse como acreditada la existencia y valoración específica de los riesgos, para lo que es preciso conocer con detalle el tiempo de exposición de la trabajadora al riesgo y el seguimiento que se haya hecho de la existencia del mismo.

La gran variedad de situaciones, de actividades, de índices de peligrosidad o de tiempos de exposición en cada caso, determina la imposibilidad de que se pueda conocer de forma objetiva, específica y completa los que concurren y su relevancia en relación con la lactancia. Los riesgos que en este caso se destacan son los accidentes de tránsito, que se considera moderado; la exposición a contaminantes biológicos, que no se conecta directamente con la lactancia y que puede reducirse con las medidas que se contemplan en el informe; y las agresiones, eliminando la atención a pacientes con riesgo.

Así, el Tribunal Supremo ha decidido estimar el recurso del INSS, debido a la ausencia de pruebas sobre la existencia de riesgos específicos y su relevancia en relación con la actividad de la trabajadora con la situación de lactancia natural, por lo que no cabe la prestación si no aparecen debidamente descritos, valorados y acreditados.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com