Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Lunes, 07 de febrero de 2011   |  Número 3
Acceda a nuestra hemeroteca
SENTENCIAS COMENTADAS
DE FECHA 30 DE SEPTIEMBRE DE 2010
No se practicó por el facultativo prueba necesaria para determinar la existencia de cáncer de mama
Sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia, nº 490/2010, Sección 4ª

La Sección 4ª de la Audiencia Provincial de Murcia ha estimado parcialmente el Recurso de Apelación interpuesto por una paciente denunciando error en la valoración de las pruebas practicadas, pues de las mismas se desprende que los doctores incurrieron en negligencia al no diagnosticar en su momento el padecimiento por esta de cáncer de mama.

En fecha 26 de julio de 2006, la paciente tras haberse notado un pequeño bulto en el pecho izquierdo, fue examinada por un ginecólogo de su Hospital de referencia que comprobó la realidad de un nódulo en el cuadrante inferior de la mama izquierda del tamaño de una lenteja (sobre 1 centímetro). El facultativo no lo reflejó en la historia clínica, sino que en la hoja de atención médica se limitó a hacer constar "numerosos nódulos de mama".

A raíz de ese hallazgo, remitió a la paciente para la realización de una mamografía de ambas mamas. El 28 de dicho mes y año, se remitió informe por especialista en el que constaba: "Mamografía bilateral: Se realiza estudio mamográfico de ambas mamas mediante proyección en plano cráneo-caudal y oblicuo-lateral. Mamas discretamente hiperdensas lo que disminuye la sensibilidad de la mamografía y con múltiples calcificaciones que pudieran corresponder cutáneas a nivel tejido mamario izquierdo, recomendándose de cualquier forma completar con estudio ecográfico y así como seguimiento mamográfico de la paciente. Juicio de diagnóstico: Mamas hiperdensas lo que disminuye la sensibilidad de la mamografía y recomienda completar con estudio ecográfico".

El ginecólogo tras observar el informe y las radiografías, prescribió una ecografía (sin otras especificaciones). Otro radiólogo diferente al primero, en fecha 8 de agosto de 2006, sin explorar a la paciente ni tener datos de lo hasta entonces hecho, emitiendo el siguiente informe: "Ecografía de mamas: Múltiples imágenes anecoicas diseminadas en ambas mamas especialmente en los cuadrantes inferior, externo, superior de la mama derecha y externo y superior de la mama izquierda. Los mayores miden 11 mm aproximadamente. Juicio diagnóstico: Poliquistosis mamaria".

El ginecólogo a la vista del mismo concluyó que se trataba de una poliquistosis mamaria, sin signos de malignidad, y recomendó a la paciente una revisión ginecológica normal al cabo del año. El 24 de abril de 2007 se le practicó a la paciente una mamografía en la Asociación Española Contra el Cáncer, en las revisiones generales de prevención, en la que se detectaron microcalcificaciones en zona profunda de 2 cm de diámetro en la parte inferior de la mama izquierda, y con un Birads 5 en la misma zona donde estaba el nódulo que motivó que la paciente acudiera al ginecólogo. Posteriormente, la biopsia reflejó un diagnóstico de carcinoma ductal infiltrante de mama izquierda con adenopatías positivas para carcinoma mamario y con afectación ganglionar, estadio III.

La Sala ha considera que, en cuanto a la existencia de la enfermedad en ese momento inicial, ciertamente no hay una prueba concluyente en tal sentido, pero no la hay precisamente porque no se prescribió la prueba que debía haberse mandado para confirmar los signos de lesión altamente sospechosos de malignidad. Ha sido la actuación de los propios demandados la que ha impedido que se acredite tal extremo.

Determina asimismo la Sala que la proximidad temporal entre ambas mamografías (algo menos de nueve meses) y el estado de la enfermedad que se aprecia en mayo de 2007 es otro dato que permite aceptar que la enfermedad finalmente detectada ya estaba presente en los hallazgos que aparecen en la inicial prueba. Todo ello por tanto, permite concluir que existe relación de causalidad.

Sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia, nº 490/2010, Sección 4ª, de 30 de septiembre de 2010


 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com